Saez ofrece que la ambulancia de Aldeadávila funcione 24 horas y una enfermera más en el centro de Vitigudino

El equipo de guardia de los centros de salud de cada zona básica se reforzará puntualmente en los días en los que se prevea mayor demanda de atención urgente

El consejero de Sanidad, Antonio María Sáez, ha mantenido una reunión con los alcaldes de poblaciones afectadas por la modificación del horario de funcionamiento de los centros de guardia de Barruecopardo y Villarino, pertenecientes a los centros de salud de Aldeadávila y Vitigudino, respectivamente.

Sáez ha recordado al inicio del encuentro la situación actual de las dos zonas básicas afectadas, y así ha señalado que en el caso de la de Aldeadávila, que atiende a 3.176 usuarios, trabajan ocho médicos de familia y seis enfermeras, un pediatra y una matrona de área; el cupo medio de los médicos de familia es de 397 tarjetas y para las enfermeras de 532. Mientras, el centro de salud Vitigudino cuenta en la actualidad con 17 médicos de familia, un pediatra, una matrona, 13 enfermeras y un auxiliar de enfermería para atender a 6.943 ciudadanos. El cupo medio de los médicos de familia es de 434 tarjetas sanitarias y el de las enfermeras de 682.

Tras escuchar las propuestas de mantenimiento del horario de los centros de guardia realizadas por los ediles durante este encuentro, al que también han asistido el delegado territorial de la Junta en Salamanca, Bienvenido Mena, y el presidente de la Diputación, Javier Iglesias, el consejero ha ofrecido como alternativas de mejora de la atención urgente en la comarca una serie de medidas.

En este sentido, Sáez ha señalado que se ampliará a lo largo de las próximas semanas el horario de funcionamiento de la ambulancia de soporte vital básico ubicada en el centro de salud de Aldeadávila; así, se pasarán de las actuales 14 horas diarias a 24 horas.

Otra de las medidas es el incremento en una enfermera más para el equipo de guardia del centro de salud de Vitigudino, con lo que quedaría constituido por dos médicos y dos enfermeras, y prestarán asistencia en el horario habitual de urgencias, tal como ha sido planteado por los profesionales del equipo de atención primaria. Además, el equipo de guardia de los centros de salud de cada zona básica se reforzará puntualmente en los días en los que se prevea mayor demanda de atención urgente.

El consejero ha insistido también en la conveniencia de recurrir al 112 para demandar la atención de urgencias entre las 22.00 horas y las 07.00 horas en esas zonas. Tras la pertinente llamada, un operador médico valorará la gravedad de la situación y resolverá el problema planteado mediante la movilización de los recursos sanitarios más adecuados para cada caso.

Asimismo, se dará a los usuarios la opción de desplazarse en ese tramo horario a las localidades más próximas a la suya que cuenten con centro de salud, independientemente de que éste pertenezca a otra zona básica.

Finalmente, Sáez ha recordado también que sigue abierta la posibilidad de solicitud para la reordenación territorial de las zonas básicas afectadas.