Sáez Aguado y Fernández Mañueco se reunirán para tratar la reducción de plantilla del Hospital

Sáez Aguado en el encuentro de parlamentarios en Salamanca (Foto:F.Rivas)

El consejero de Sanidad y el alcalde de Salamanca mantendrán un encuentro para abordar este polémico tema.

El alcalde de Salamanca, Alfonso Fernández Mañueco, ha solicitado un encuentro al consejero de Sanidad de la Junta de Castilla y León, Antonio María Sáez Aguado, para hablar de la reestructuración de plantilla que está elaborando el Sacyl y que afecta al hospital de Salamanca.

 

Según ha reconocido el consejero, durante su visita a Salamanca para participar en la inauguración del VI Encuentro Global de Parlamentarios de Sanidad, organizado por Sanitaria 2000, el próximo lunes concretará una fecha para este encuentro con Fernández Mañueco después de que el pleno del Consistorio salmantino haya aprobado este viernes una moción en la que se insta a la Junta a que modifique el proyecto y no elimine plazas de la plantilla salmantina.

 

Sáez Aguado ha insistido en que, aunque hay rebaja en la plantilla orgánica, no se pierde personal puesto que se trata de puestos vacantes y que, incluso, se incorporan especialistas que se encontraban fuera de esta plantilla y que estaban trabajando en el hospital.

 

“No se reduce ni uno solo de los trabajadores”  y se mantiene un número que “responde” a las necesidades y “a la dimensión” de un hospital de “referencia” en Castilla y León, como es el salmantino, ha continuado.

 

En esta línea, el consejero ha puesto de relieve que el complejo de Salamanca es el que cuenta con mayor número de facultativos, enfermeras y servicios de referencia, además de ser en el que más tecnología se ha puesto en servicio como el sistema Pet-Tac y mayor desembolso en obras en 2014 y 2015, una inversión que servirá para poner en servicio las nuevas dependencias que se encuentran en construcción.

 

MOCIÓN

 

Respecto a la moción del Ayuntamiento de Salamanca, el pleno ha aprobado una moción en la que se insta a la Junta a mantener la actual plantilla orgánica del hospital, además de consolidar las plazas eventuales  para “asumir la actividad” que registra este centro de atención sanitaria.

 

En este documento, aprobado con el voto a favor del Grupo Popular y en contra del Grupo Socialista, se pide también que se dote al complejo de las plazas necesarias para “favorecer la actividad docente e investigadora”, se logre “el equilibrio óptimo entre la renovación de las plantillas y la estabilidad del mismo” y se adopten medidas que “promuevan la motivación de los profesionales”.

 

En cuanto al motivo que ha llevado a los ediles socialistas a rechazar el apoyo a la moción, el concejal del PSOE Arturo Ferreras ha puesto de relieve que su grupo lleva “preocupándose” por la situación del hospital desde hace años y “no desde ayer”.

 

Asimismo, ha criticado la actitud “pasiva” del Grupo Popular en esta moción frente a otro documento que han presentado los concejales socialistas de “actitud reivindicativa” con la Junta , que no ha contado con el apoyo de los integrantes del PP en el pleno.

 

También,  Arturo Ferreras ha insistido en que su grupo hanllevado al pleno “numerosas” medidas que no han contado con el apoyo de los populares salvo una moción conjunta en 2012, que “no ha servido para nada”.

 

Por su parte, el portavoz del Grupo Popular ha insistido en que el equipo de Gobierno ha estado “vigilante” de la situación del hospital y que, por ejemplo, mostró “una firme defensa” de los intereses de la ciudad con el “retraso” de las obras del hospital, que también se están llevando a cabo y que tienen marcado 2019 como punto final del proyecto para el nuevo complejo.