Sáez Aguado no se plantea dimitir pese al revés judicial de la suspensión de las oposiciones de enfemería

El consejero de Sanidad en las Cortes

El consejero de Sanidad de la Junta, Antonio María Sáez Aguado, descarta dimitir como le piden los sindicatos tras la decisión del TSJCyL de suspender la convocatoria de plazas de enfermería. Defiende su decisión porque la alternativa era "convocar cero plazas".

El consejero de Sanidad, Antonio María Sáez Aguado, ha descartado hoy la posibilidad de dimitir, después de que el Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León acordara suspender la convocatoria pública para cubrir 554 plazas en enfermería, al tiempo que ha insistido en que el único objetivo de su departamento era el de buscar una mayor estabilidad en el empleo.

 

Sáez Aguado, momentos antes de participar esta mañana en Valladolid en la inauguración del , ha defendido su actuación en la convocatoria de estas plazas, a las que optaban más de 22.000 personas y que se iba a celebrar este domingo, tras recordar que idénticos procesos se han desarrollado en otras comunidades autónomas, como Asturias y Andalucía, y allí los respectivos tribunales superiores han resuelto determinando que una cuestión de plazo no es esencial para acordar la suspensión.

 

"No me lo he planteado, no he tomado esa decisión", ha respondido el consejero a preguntas respecto de la petición de dimisión formulada por distintos sindicatos y organizaciones profesionales, y ello, como así ha reiterado Sáez Aguado, porque la convocatoria fue abordada en distintas reuniones de la mesa sectorial y en la misma se informó a las organizaciones sindicales del recurso planteado por el Gobierno central, sin que las mismas aconsejaran su paralización sino todo lo contrario. Y es que, como así destaca el consejero, "la alternativa era convocar cero plazas", ante lo cual su departamento mantuvo la convocatoria de plazas en enfermería para "intentar promover mayor estabilidad en el empleo".

 

 

CUÁL ES EL INTERÉS GENERAL

 

Además, Sáez Aguado sigue sin explicarse cuál es el interés general perseguido por la Administración central a través de su recurso, pues las 554 plazas convocadas no se traducirán en gasto a mayores alguno ya que esos puestos están actualmente ocupados por profesionales en situación de interinidad.  "El único perjuicio es el que la suspensión causa a todas aquellas personas que se estaban preparando las oposiciones y a las que pido disculpas por el trastorno causado y cuyo malestar comprendo", ha lamentado Sáez Aguado, quien ha anunciado su intención de publicar, a través de una orden de su departamento, el contenido del auto del TSJCyL y esperar a que éste entre en el fondo del asunto.

 

En el supuesto de que el fallo fuera favorable a la Consejería de Sanidad y diera el visto bueno a la oferta pública de empleo en efermería, el consejero se ha comprometido a realizar la convocatoria "en tiempos razonables, a la mayor brevedad".