Sáez Aguado asegura que las urgencias en Arribes se han resuelto "razonablemente bien" y pide "menos alarmismo infundado"

Foto: F. R.

El consejero de Sanidad dice que los tiempos de atención a la mujer de 80 años no se corresponden con la realidad y que son los profesionales sanitarios los que tienen que decidir la forma de actuar

El consejero de Sanidad de la Junta de Castilla y León, Antonio María Sáez Aguado,  ha manifestado que la atención en emergencias sanitarias en Arribes del Duero se han resuelto "razonablemente bien" después del cierre de las urgencias nocturnas en los centros de Villarino y Barruecopardo.

 

De ahí que el consejero, durante su visita al Ayuntamiento y el Hospital Virgen del Castañar de Béjar (Salamanca) haya hecho "un llamamiento de tranquilidad y responsabilidad" y haya pedido "menos alarmismo infundado".

 

Así ha respondido a la Federación Salud 24 horas Castilla y León, quien informó el jueves de que una una vecina de Villarino de los Aires, Z. P. A., de 8o años de edad, que padece "problemas coronarios con continuas paradas cardio respiratorias, así como edema pulmonar", tardó cerca de cinco horas en llegar al hospital tras llamar al servicio de emergencias.

 

Estos tiempos, según el consejero, "no corresponden a la realidad" y, en cuanto a los "pormenores clínicos", ha pedido respeto y que se deje trabajar a los profesionales sanitarios y que "sean los que decidan cómo, cuándo y dónde se atiente las urgencias".

 

Antonio María Sáez Aguado ha incidido en que "se mantendrá la atención y recursos de emergencias sanitarias" como hasta la fecha porque "las cosas se han resuelto razonablemente bien".

 

Además, ha recordado que la Consejería se ha "comprometido" a "reforzar", incluso de manera nocturna, cuando haya más afluencia de población en los municipios de la zona de Arribes afectados por los cambios en las urgencias de 22.00 a 8.00 horas.

Noticias relacionadas