Sacyl indemnizarĂĄ con 140.000 euros por la muerte de un paciente que falleciĂł tras caer de un andamio

Fue ingresado en el Virgen de la Vega de Salamanca, donde no le diagnosticaron un hematoma retroperitoneal

La ConsejerĂ­a de Sanidad de Castilla y LeĂłn deberĂĄ indemnizar con 140.000 euros a la mujer y los hijos de un paciente fallecido en el Hospital Virgen de la Vega de Salamanca al que no diagnosticaron, por ausencia de realizaciĂłn de pruebas diagnĂłsticas de imagen, un hematoma retroperitoneal tras haberse precipitado desde una altura de dos metros.

AsĂ­ lo determina una sentencia de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y LeĂłn, con sede en Valladolid, que estima asĂ­ la reclamaciĂłn de la familia, que estuvo representada en dicho proceso por la asociaciĂłn Defensor del Paciente, segĂşn informaron a Europa Press fuentes del colectivo.

El caso es todavĂ­a mĂĄs grave si cabe, segĂşn advierte el colectivo, si se tienen en cuenta los antecedentes del paciente, anticoagulado por su tratamiento con Sintrom, y con un riesgo de hemorragia por ello mayor. Aquel hematoma retroperitoneal abocĂł en un shock hemorrĂĄgico que provocĂł el fallecimiento del paciente.

La esposa del fallecido se puso en manos de la asociaciĂłn de El Defensor del Paciente para realizar una evaluaciĂłn de la asistencia mĂŠdica prestada a su esposo, de 62 aĂąos, tras sufrir un accidente consistente en una precipitaciĂłn desde un andamio mientras trabajaba.

La vĂ­ctima fue trasladada por una ambulancia del 112 al Hospital Virgen de la Vega de Salamanca con el diagnĂłstico inicial -por evidente- de traumatismo craneoencefĂĄlico. A su llegada al centro sanitario fue ingresado en NeurologĂ­a, donde fue informado por el Servicio de Urgencias que se habĂ­an descartado otras posibles lesiones, sin que conste la realizaciĂłn de pruebas diagnĂłsticas de imagen que justificasen tal afirmaciĂłn.

Al quedar el paciente ingresado en el Servicio de NeurologĂ­a sin que fuese visto por otros Servicios MĂŠdicos, en especial por TraumatologĂ­a, hizo que pasaran inadvertidas otras lesiones que sĂ­ presentaba, entre otras, una fractura de clavĂ­cula y contusiĂłn en parrilla costal muy importante, y el hematoma retroperitoneal que finalmente serĂ­a la causa de su fallecimiento.

Se imponĂ­an mĂĄs pruebas
Se imponĂ­a la realizaciĂłn de pruebas diagnĂłsticas por imagen para descartar otras posibles lesiones asociadas al traumatismo sufrido por el accidentado, que no consta en la Historia ClĂ­nica que se realizaron al paciente. Y ello a pesar de que la InspecciĂłn MĂŠdica, en su informe, habla de Rx de tĂłrax, cervical y de pelvis realizadas al paciente que descartan esas otras posibles lesiones, radiografĂ­as que, sin embargo, no aparecen en la historia clĂ­nica del paciente ni tampoco han sido aportadas por el Servicio de Salud demandado, ni por la InspecciĂłn MĂŠdica, que es quien menciona tales pruebas.

Ingresado el paciente en el Servicio de NeurocirugĂ­a por el traumatismo craneoencefĂĄlico, se imponĂ­a la realizaciĂłn de reevaluaciones frecuentes para descartar otras posibles afectaciones, en especial una posible hemorragia en un paciente anticoagulado como era el caso, reevaluaciones que no se hicieron.

Desde su ingreso, a las 15.00 horas, el paciente no fue reevaluado hasta las 07.50 horas del dĂ­a siguiente, momento en que la enfermera advirtiĂł un estado crĂ­tico del paciente, siendo entonces trasladado a UCI en estado de shock.

Entre estas reevaluaciones era necesaria la realizaciĂłn de analĂ­ticas seriadas. Destaca la sentencia la existencia en la Historia ClĂ­nica de tres analĂ­ticas atribuidas al paciente, pero cada una de ellas con un nĂşmero de historia clĂ­nica distinto, no coincidente con el nĂşmero de historia clĂ­nica de la vĂ­ctima e identificadas con nombres de pacientes distintos, incluso una de ellas atribuida a paciente "desconocido" y otra con signos de interrogaciĂłn. Alguna de estas pruebas arrojaban resultados incompatibles con un paciente anticoagulado como era el caso, por su tratamiento con Sintrom.

Las pruebas analĂ­ticas eran de vital importancia para descartar una posible hemorragia en un paciente politraumatizado por precipitaciĂłn, y anticoagulado por su tratamiento con Sintrom de aĂąos. Por ello, los resultados de dichos anĂĄlisis no pueden darse por buenos en el presente caso, al desconocer a quĂŠ paciente se corresponden, no pudiendo servir como fundamento para descartar una posible hemorragia.

Por ello, la Sala condena al Servicio de Salud por un dĂŠficit asistencial por ausencia de realizaciĂłn de pruebas diagnĂłsticas necesarias, que abocĂł en el shock hipovolĂŠmico que significĂł el fallecimiento del paciente.

Historia clĂ­nica "desastrosa"
AdemĂĄs, condena a la AdministraciĂłn autonĂłmica por una historia clĂ­nica elaborada "de un modo desastroso" en relaciĂłn a las analĂ­ticas atribuidas al paciente y las radiografĂ­as que se dicen realizadas y que no aparecen en la historia clĂ­nica ni tampoco han sido aportadas, y sobre las que la parte demandada justifica su actuaciĂłn, pruebas que la Sala considera que no se pueden tener por realizadas y mucho mejor justificar la actuaciĂłn de los facultativos que atendieron al paciente.

La defensa ha sido llevada por el letrado Santiago DĂ­ez MartĂ­nez, perteneciente al equipo jurĂ­dico en Castilla y LeĂłn de la asociaciĂłn de El Defensor del Paciente.