Sacyl contrata a unos 50 de los 149 profesionales acordados para el Hospital

Sáez Aguado en Salamanca (Foto:F.Rivas)

Es el número previsto para reforzar la plantilla, ha recordado el consejero en su visita a Salamanca.

La Consejería de Salud de la Junta de Castilla y León ha contratado o está en vías de ello a entre 40 y 50 profesionales de los 149 previstos para reforzar la plantilla del Complejo Hospitalario de Salamanca.

 

Según los datos aportados por el consejero, Antonio María Sáez Aguado, durante su visita a Salamanca, ya se ha hecho frente a esta parte “en el primer mes” y continuará la contratación del resto hasta alcanzar la cifra marcada.

 

Sobre este proceso, ha explicado que hay algunos contratos que no se han tramitado ya porque “se están planteando” con los servicios concretos a los que irán destinados y también ha dicho que otros están “a la espera” de que haya más disponibilidad de facultativos cuando terminan sus residencias en el mes de mayo.

 

Respecto a la intención de algunos colectivos de Salamanca de convocar una tercera marcha de la ‘Marea Blanca’ por las calles de la ciudad, el consejero ha dicho que el hospital “va a seguir siendo de nivel IV” y no entiende la preocupación y las afirmaciones de quienes dicen que esta categoría de referencia puede modificarse.

 

Como ejemplo de que mantendrá el nivel IV, el único de Castilla y León que lo tiene, Sáez Aguado ha destacado que se han mantenido todos los servicios, que la plantilla se ha incrementado y que se han incorporado nuevas atenciones como el dispositivo predictivo de cáncer de mama o la asistencia ventricular en situaciones de cardiología avanzada.

 

Por otra parte, en cuanto a la puesta en servicios de unidades de gestión clínica, ha dicho que esta iniciativa es “un proyecto de gobierno” que sigue adelante y que no depende de su continuidad o no al frente de la Consejería.

 

BALANCE LEGISLATURA

 

Asimismo, Sáez Aguado ha hecho balance de otros objetivos marcados para la presente legislatura, unidos todos, según él,  bajo la premisa de “mantener el núcleo esencial de la sanidad” en tiempos de crisis e “incluso aumentar servicios”.

 

En esta línea, el consejero ha remarcado los “pasos importantes” que se han dado en la puesta en marcha de un nuevo programa de atención a los pacientes crónicos, en la continuidad asistencial entre Primaria y Hospitalaria, y en la autogestión de servicios, donde se incluyen las unidades de gestión clínica.