"Sacaremos los tanques para derribar la dictadura de 28 años de Villar"

El precandidato a las elecciones a la RFEF, Miguel Ángel Galán, se muestra contundente contra Villar después de casi 30 años de mandato de Villar.

El precandidato a las elecciones a la presidencia de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) Miguel Ángel Galán afirma que cuando se convoquen los comicios, en el mes de enero de 2016, sacará "todos los tanques a la calle" para tratar de derribar la "dictadura de 28 años" de Ángel María Villar al frente del organismo.

  

En una entrevista para el diario de suscripción al autor y sin intermediarios 'Neupic' que recoge Europa Press, Miguel Ángel Galán señaló que su equipo ha decidido trabajar de forma silenciosa para captar apoyos. "Hemos decidido hacerlo todo clandestinamente hasta que llegue el momento en que se convoquen oficialmente las elecciones, que es cuando sacaremos todos los tanques a la calle", señaló.

  

Galán explicó las razones por las que prefiere no desvelar cuáles son las federaciones o instituciones que le avalan. "Si decimos qué apoyos tenemos del fútbol, la herramienta federativa dictatorial ejercerá presión sobre esos clubes amenazando con malos arbitrajes u otro tipo de cosas", aseguró.

  

En este sentido, se mostró convencido de que clubes como el Real Madrid, el Atlético de Madrid o el Valencia van a apoyarle porque apostará por un "arbitraje independiente". "No va a haber Galanato. A Tebas y Fernández Hinojosa, por ejemplo, les han puesto detective privado. Y no puedes decir que venga de la RFEF, pero está todo denunciado", indicó.

  

El precandidato a la presidencia de la RFEF fue muy simbólico al compararse con el presidente Villar. "Antes ellos (RFEF) eran Coca-Cola y yo Pepsi; ahora yo soy la Coca-Cola y la Pepsi, soy el centro de formación de entrenadores más grande de Europa", destacó.

  

Por otro lado, restó importancia a sus reuniones con grupos radicales.

 

"No pasa nada porque nos reunamos con ultras: es como aquel debate sobre si el Gobierno se debía reunir con ETA. Tenemos una dictadura (RFEF) de 28 años y luego 17 mini-dictaduras con sus 17 generales: utilizan el miedo, intentan callar la boca con amenazas, sacan normativas para fastidiar a clubes o empresas ... Sí, está bien definida, es una dictadura y lo digo abierta y claramente", sentenció.

 

Además, en una entrevista con TRIBUNAsalamanca.com habló sobre el caso Salamanca Athletic e indicó que "si fuese presidente de la RFEF, estaría en Segunda B".