¿Sabes cómo eliminar un tatuaje? Aquí, las 10 dudas más frecuentes

¿Se borran los tatuajes? Dolor, colores y otras dudas se resuelven gracias a un grupo de expertos.

Más de un 60 por ciento de las personas que tienen un tatuaje se arrepiente a los cinco años de habérselo hecho, pero las dudas frenan a la gente a la hora de acudir a un centro de eliminación de tatuajes.

 

Por ello, los centros especializados en eliminación de tatuajes, Tatualia han dado respuesta a 10 de las preguntas más frecuentes sobre esta técnica:

 

1. Los tatuajes se borran. En la mayoría de los casos los tatuajes pueden eliminarse gracias a un tipo de láser que genera pulsos de energía con una longitud de onda específica, y que solo actúa sobre las partículas de pigmento de tinta. Éstas absorben la energía y estallan, fragmentándose en otras de un tamaño mucho más pequeño. Teniendo en cuenta esta tecnología el porcentaje de tatuajes que se pueden eliminar de todos los colores es de un 85-90 por ciento.

 

2. Resultados visibles. Los resultados se pueden apreciar desde la primera sesión pero estos se ven mejor una vez pasados 20-25 días, pues es el tiempo necesario para que el cuerpo elimine las partículas de tinta a través del sistema linfático.

 

3. Rosa, amarillo y blanco. Estos son los colores más resistentes a las sesiones con láser, y en este caso el resultado no está garantizado.

 

4. Miedo al dolor. Este es menor al de cuando se realiza el tatuaje. Sin embargo, se puede aplicar una crema anestésica en la zona a tratar 90 minutos antes de realizar la sesión, con el fin de minimizar al máximo la pequeña molestia que se puede notar en la piel. Además se aplica frío en la zona mientras se está realizando la eliminación del tatuaje.

 

5. Entre 4 y 8 sesiones. Generalmente, para eliminar un tatuaje son necesarias entre 4 y 8 sesiones, aunque depende de varios factores como la antigüedad, la profundidad del dibujo, la cantidad y tipos de tinta utilizadas, y el color de piel, entre otros.

 

6. La duración de las sesiones depende del tamaño del tatuaje que se quiere eliminar. Para un tatuaje con una superficie de 100 centímetros cuadrados el tiempo será entre 15 y 20 minutos, mientras que el periodo de espera entre una sesión y sesión es de 5 a 6 semanas.

 

7. Sin cicatrices. No tiene porqué quedar ninguna cicatriz siempre que el cliente siga las instrucciones que se le dan, pero es importante que proteja la zona tratada del sol, se aplique una crema regeneradora hidratante, y siga el resto de consejos que le den en el centro.

 

8. Las precauciones. Es importante que si en el caso de que se produzca una costra, el cliente se aplique una pomada antiséptica y antiinflamatoria dos veces al día hasta la curación, así como evitar el rascado de la misma y dejar que se desprenda de forma natural. Una vez cicatrizada conviene aplicar dos veces al día una crema regeneradora hidratante, ya que incorpora factor de protección solar. La aplicación debe continuar al menos de 2 a 3 semanas después de la sesión. El día de la sesión y el día posterior se recomienda evitar el agua caliente en la zona tratada, aconsejando el uso de agua tibia.

 

9. Seis meses de espera. Para eliminar un tatuaje reciente, los expertos recomiendan esperar seis meses ya que será cuando la piel esté preparada para iniciar la eliminación del mismo sin ningún problema y con garantías.

 

10. Tatuar de nuevo la zona tratada. Los expertos afirman que no hay ningún tipo de problema en volver tatuar la zona en la que se ha eliminado un tatuaje anterior, siempre que se sigan los consejos de los especialistas.