Rueda y Ribera encargan a Weber Shandwick su campaña para multiplicar por diez las ventas en EE.UU. en cinco años

Felipe González Gordón flanqueado por Enrique Pascual y Pablo del Villar

Fijan su objetivo en el mercado joven, la llamada 'Generación Y' o 'Millennials'.

Las denominaciones de Origen (D.O) de Rueda y Ribera del Duero han encargado a la agencia Weber Shandwick la campaña del plan de promoción en Estados Unidos que cuenta con el objetivo de pasar de 100.000 a un millón de cajas de vino vendidas en un plazo de cinco años, en base a atraer al mercado joven, personas entre los 25 y los 45 años.


Así lo ha explicado este viernes en Valladolid el experto en mercado vitivinícola Felipe González Gordón, que fue reclutado por ambas marcas de calidad para coordinar el Plan USA Ribera del Duero-Rueda para el período 2015-2019.

El que fuera vicepresidente de Marketing y Ventas del grupo González Byass en el país norteamericano ha planteado las líneas generales de una iniciativa mediante la cual ambas denominaciones esperan pasar de las 100.000 cajas de vino que comercializan al año en EE.UU a una cifra cercaba al millón, "multiplicarlo por diez", ha aseverado.

Como ha apuntado el presidente de la D.O. Ribera del Duero, Enrique Pascual, las primera fase de dicho plan comenzará de manera inmediata y, de hecho, se ha dado a conocer que la compañía publicitaria Weber Shandwick, una de las agencias de mayor tamaño en el país norteamericano, que diseñará una serie de propuestas "novedosas, rompedoras, innovadoras, que seduzcan al comprador".

Con ellas, se buscará principalmente llegar a un segmento de población conocido como los 'millennials' o 'generación Y', que llegaron a la mayoría de edad ya con el cambio de milenio -nacidos aproximadamente entre 1982 y 2000--, aunque González Gordón ha centrado posteriormente ese 'target' entre los "25 y 45 años". Se trata, en su opinión de "nuevas generaciones, muy abiertas a probar nuevos vinos" y "muy familiarizadas con los nuevos medios de comunicación y educación".

Pero estas campañas, en opinión de González Gordón, no se centrarán en buscar la "competencia" ni en disputar las posiciones de mercado a otros países más establecidos en el mercado norteamericano, como pueden ser Italia, Australia, Chile o Argentina, sino en dar conocer las variedades propias de estas D.O, como el Tempranillo y el Verdejo y decir a los jóvenes norteamericanos que estos vinos "son los que mejor encajan con ellos".

Otro gran objetivo será que Ribera y Rueda se establezcan como una "marca de denominación de origen fuerte" para seguir con el desarrollo de su negocio en el país norteamericano.

El especialista vitivinícola ha puntualizado que Estados Unidos tiene una "gran oportunidad de mercado" porque si bien en términos globales presenta un gran tamaño, con 320 millones de cajas de vino al año, la ratio 'per cápita' de consumo de vino lo sitúa tan sólo en el lugar número 36 del Mundo, quizás porque, ha apuntado, el 44 por ciento de la población no bebe alcohol influida por las reminiscencias de las prohibiciones del pasado siglo.

POSICIÓN DE PARTIDA "MUY PEQUEÑA"

En ese entorno, según González Gordón, el vino español tiene un peso medio en el mercado el 6 por ciento, si bien en determinadas zonas con una producción interna más importante, como California, puede bajar hasta el 2,5 por ciento. Por ello, ha recalcado que, al ser "muy pequeña" la posición de partida, las oportunidades de crecimiento también son más grandes.

En un mercado que no se comenzó a desarrollar "hasta los años 80", y que depende en gran medida de la importación, González Gordón considera que "van a triunfar los países que sean capaces de adaptarse al cliente". En este punto, ha matizado que se percibe un incremento de la cantidad que los consumidores norteamericanos están dispuestos a gastar en vino así como un mayor número de establecimientos especializados en el producto.

En el ámbito geográfico, el responsable del Plan ha apuntado que además de los estados en los que ya se ha trabajado en mayor medida --Nueva York, Illinois y California--, se identifican como opciones para el crecimiento otros como Wisconsin y Ohio, en el denominado 'medio-oeste', Massachusetts y Virginia en la costa Este y Whasington en la Oeste.

En todo caso, ha matizado que lo recomendable es ir "estado por estado" debido a que las leyes federales establecen muchas diferencias entre unos y otros, con caso como el del estado de Nueva York que no permite la venta de vino en supermercados, u otros en los que se prohíbe realizar degustaciones en público.