Rudy, Carroll y Felipe sostienen a un Madrid invicto

El Barcelona sumó ya su cuarta derrota en lo que va de liga regular, demostrando su mal momento en el campeonato doméstico.
EUROPA PRESS

El Real Madrid se ha impuesto al Cajasol (63-71) en el partido correspondiente a la novena jornada de la Liga Endesa, disputado este domingo en el Palacio Municipal de San Pablo, gracias a la gran labor de Rudy Fernández, de Carroll y de Felipe bajo los aros (12 rebotes). El equipo blanco empezó muy mal el partido, con sólo seis puntos en el primer parcial (14-6). El Cajasol de Aíto aprovechó el mal comienzo merengue para coger una renta de hasta diez puntos que acabarían sentenciando entre Rudy y Carroll para acabar llegando con ventaja al descanso (34-37).   

El tercer cuarto fue clave para la victoria de los de Laso. El conjunto blanco se mostró muy concentrado en defensa y sólo permitieron que entraran diez puntos en su canasta, mientras que ellos sumaron veinte para llegar al último parcial con 13 puntos de renta (54-67). En los últimos minutos, volvieron a aparecer Rudy y Carroll, junto con un buen Slaughter para confirmar la victoria final (63-71).


El Barcelona pincha de nuevo
Por su parte, un sólido Valencia Basket infligió al FC Barcelona su cuarta derrota en la Liga Endesa (81-78) tras la disputa de nueve jornadas, en un encuentro en el que los de Perasovic, que se colocan con siete victorias, fueron más regulares y estuvieron más acertados en los momentos decisivos.   

El equipo de Xavi Pascual no termina de encontrar la tecla de la regularidad y, pese a que tuvo momentos de buen baloncesto, no fue capaz de doblegar a un Valencia Basket que tuvo en Dubljevic y Kelati, con 19 y 15 puntos, a sus mejores hombres           

El Barcelona comenzó muy intenso en ataque con un gran Marcelinho Huertas y un resolutivo Juan Carlos Navarro que le dieron a los de Xavi Pascual sus primeras ventajas en los instantes iniciales del choque (2-10, minuto 7). El primer cuarto concluyó con una exhibición ofensiva de los azulgrana, impecables desde el perímetro (13-23).   

El Valencia no le perdió la cara al partido y capitaneado por un Thomas Kelati, excepcional y plenamente recuperado de la lesión que le ha mantenido alejado de las canchas durante dos meses, consiguió igualar el choque (25-25).   

Cuando los 'taronjas' amenazaban con lograr una buena ventaja, un soberbio Marcelinho Huertas emergió sobre la cancha para darle la vuelta al marcador y conseguir varias canastas seguidas que, de no ser por la respuesta en forma de triples de Chris Quinn, podrían haberle otorgado una mayor renta al descanso (41-43).

EL VALENCIA SE IMPONE EN LOS MOMENTOS DECISIVOS
Un buen inicio del cuadro culé al comienzo de la segunda mitad (45-49, minuto 24) fue perfectamente contrarrestado por los hombres de Velimir Perasovic, que con un decisivo Dubljevic logró un parcial de 25-17 en el tercer cuarto que le dio 6 puntos de ventaja antes de llegar al parcial decisivo (66-60).   

El último cuarto estuvo lleno de imprecisiones en sus primeros minutos, aunque el acierto del Barcelona, con Huertas y Navarro de nuevo muy inspirados volvió a poner el partido a una canasta de diferencia (69-68, a falta de cuatro minutos).   

Todo quedaba por decidirse en un partido que estuvo muy igualado al final y que se decantó por la aportación de Doellmann en el rebote defensivo y por el acierto local en los tiros libres (81-78).