Ruddy Méndez: "El mundo del teatro es como jugar en bolsa, no sabes como saldrán las cosas"

El director de teatro, Ruddy Méndez

El domingo 29 de noviembre, el director de teatro Ruddy Méndez llevará su obra "Desentonados" al Teatro de La Comedia de Salamanca. Méndez es uno de los directores de teatro más jóvenes de España con 7 obras de teatro y dos cortos a sus espaldas. 

 

 

LA ENTREVISTA

 

Ruddy Méndez es, hoy por hoy, uno de los directores de teatro más jóvenes que tenemos en España. El domingo 29 de noviembe aterriza en Salamanca con la obra "Desentonados" en el Teatro de La Comediadentro de su gira por España. Las entradas están disponibles por 10 euros y habrá dos pases a las 19:30 ya las 21:00.

 

-¿Ha estado alguna vez por Salamanca?

 

-No, nunca he estado en Salamanca, pero tenía unos amigos en Madrid que siempre me decían que fuera. Será la primera vez. 

 

-¿Cómo empezó en el mundo del teatro?

 

-Pues fue un poco por azar porque comencé en el mundo audiovisual con cortometrajes y realización de televisión, pero no terminaba de enfocar mi vida. Al final me ofrecieron la posibilidad de hacer microteatro y así fueron los inicios en este mundillo.

 

-Dicen que el teatro engancha ¿no?

 

-Sí, engancha, porque a mi, la verdad, el teatro me gustaba verlo y asistir como público a funciones, pero no me imaginaba siendo director de teatro y al final.... La parte que más me gusta es la de trabajar con actores. En teatro puedes dar más rienda suelta a la improvisación que en el cine. Creo que la magia del momento es lo que engancha porque cada función puede ser diferente. En el cine la película queda grabada para siempre de la misma forma. 

 

-¿Cómo será "Desentonados" en el Teatro de la Comedia en Salamanca?

 

-Será muy divertida para todos. Es una comedia muy graciosa y gamberra con tintes sociales. Hay un espíritu de superación muy fuerte en el fondo. "Desentonados" nos muestra a dos aspirantes a artistas que se encontrarán de repente en un casting que cambiará sus vidas. Alberto es un joven que lleva toda su vida estudiando en el conservatorio, acostumbrado a la disciplina. Juanan (alias "Jota Hot"), sin embargo, está esperando pegar el pelotazo de repente en el mundo de la canción.

 

 

-¿Hay actores buenos y malos a la hora de dirigir una producción?

 

-Es un pregunta muy comprometida. Hay actores que me dan más facilidad porque quizá me conocen y, por cercanía, saben lo que les estoy pidiendo y lo hacen. Quizá, con otras personas, por la conexión entablada con ellas, es más difícil, pero no significa que sean malas en su trabajo. Es una cuestión de conexión. Tengo actores fetiche con los que es más fácil trabajar, pero eso no significa que sean mejores que otros. 

 

-¿Se puede vivir del teatro?

 

-Hace poco tenía una reunión con algunos amigos y hemos hablado precisamente de esto. Es difícil vivir de esto. Yo tengo "Desentonados" y hasta hace poco tenía en escena "Purgatorio". El mundo del teatro es como jugar en bolsa, no sabes como saldrán las cosas. Pero, al fin y al cabo, es lo que me gusta y me siento bien con lo que hago. De momento no tengo queja, porque los diferentes trabajos han funcionado bien, tanto de público, como de crítica. Lo que está claro es que hay que seguir luchando para mejorar cada día.

 

-¿Cómo ve el mundo del teatro en España?

 

-Dificil pregunta. Yo creo que el teatro en España está pasando por tiempo difíciles, pero no creo que desaparezca porque forma parte de nuestra cultura. ¡Me niego a que desaparezca! Creo que estamos viviendo una época de cambio en general y hay que renovarse. El microteatro ha dado la oportunidad a más personas en este mundillo.

 

-¿No se plantea volver a los escenarios como actor?

 

-En teatro no. Es mucha responsabilidad estar en un escenario en una gran producción. No me veo como actor en una obra larga. En cortometrajes sí. Me veo haciendo algún cameo de vez en cuando. Me gusta. Antes de comenzar como director me formé como actor e hice mis pinitos en el teatro, pero ahora no me lo planteo. Quiero escribir mis cosas, dirigir las diferentes producciones y nada más. 

 

¿Con qué género teatral se siente más cómodo?

 

-Con la comedia sin lugar a dudas. Me siento como pez en el agua. Me enfoco mucho en el cine y en las "películas de colégas" que me sirven como fuente de inspiración. Me gusta jugar con los actores. En cada ensayo van saliendo cosas divertidas que sirven para el resultado final. Trabajamos y nos divertimos al mismo tiempo. El drama para mí, son palabras mayores. Es un registro diferente al que no estoy acostumbrado y tendría que esforzarme mucho más. Necesitaría más concentración y ser más resolutivo haciendo un drama. 

 

-¿El ser tan joven ha sido bueno o malo en su carrera como director teatral?

 

-Siempre me he encontrado con anécdotas con lo de la edad. Directores tan jóvenes no hay tantos en teatro y a la gente le choca. He hecho 7 obras en 3 años. No me gusta quedarme parado sin un objetivo. Me gusta tener proyectos y que la maquina no pare de rodar. Una vez trabajé con actores de 50 años en un cortometraje y me impuso mucho el sentido de la responsabilidad en aquel momento. En la actualidad, los vería como unos compañeros más y parte del equipo. La inexperiencia pasa factura más que la edad, pero con trabajo y más trabajo, todos los miedos desaparecen. 

 

 -Más allá de la obra que presenta en Salamanca. ¿Tiene algún proyecto a largo plazo?

 

-Sí, estoy preparando un musical. Espero poder estrenarlo en privamera, pero todo es sorpresa. Estamos en fase de preproducción y no quiero desvelar nada. También quiero rodar un nuevo corto. No pongo fecha, pero está ahí.