Rubalcaba pide al PP que asuma que hay una "crisis política" en el "corazón del sistema"

Expresa su preocupación por el triunfo del Frente Nacional francés y los euroescépticos británicos.

El secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha avisado este lunes al PP de que "haría mal" si "no leyera los resultados de fondo" de las elecciones europeas del domingo y le ha pedido que asuma que hay una "crisis política" que afecta a los dos grandes partidos que representan, a su juicio, "el corazón del sistema político", y que está siendo cuestionado por los ciudadanos.


Así lo ha asegurado Rubalcaba durante la rueda de prensa que ha ofrecido en la sede federal del partido tras la reunión de la Comisión Ejecutiva Federal que ha avalado su decisión de convocar un congreso extraordinario el próximo mes de julio.

Rubalcaba ha señalado que el mensaje que han enviado las urnas en España pone de manifiesto que la crisis política de la que el PSOE viene alertando desde hace meses es una realidad. "Está ahí y afecta sustancialmente a los dos partidos que son el centro del sistema político", ha dicho, antes de añadir que los socialistas toman "nota" y que, por eso, van a insistir en la urgencia de hacer "cambios políticos" que afecten al "sistema de partidos" y que pasen por una reforma de la Constitución.

"No sé qué hará el PP ni el Gobierno, pero el Partido Socialista va a seguir planteando sus cambios, porque creemos que la única forma de salir al paso de esa insatisfacción con el sistema político que manifiestan los ciudadanos es cambiarlo, cambiarlo sustancialmente, cambiarlo radicalmente", ha remachado.

MÁS VOTOS DE IZQUIERDAS

Por otra parte, Rubalcaba ha destacado que "en conjunto, el electorado español ha girado a la izquierda". "Hay más europarlamentarios de izquierdas, muchos más votos de izquierdas, hay un giro clarísimo hacia la izquierda del conjunto de los ciudadanos españoles expresado en su voto", ha explicado, admitiendo no obstante que la participación ha sido "insuficiente".

Esos resultados, además de reflejar una crisis política, evidencian que España vive también una "crisis social" y "territorial", ésta última presente, sobre todo, en los resultados de Cataluña, donde se han impuesto los partidos proconsulta con ERC a la cabeza.

Y respecto a los resultados en el resto de la UE, ha confesado que le parecen "muy preocupantes", especialmente por el "llamativo triunfo" de la extrema derecha de Marine Le Pen en Francia y el ascenso de los euroescépticos británicos, aunque, según ha remarcado, no son los únicos casos donde han cobrado auge fuerzas que pueden impedir que la Unión Europea avance.

MENSAJE PARA JUNCKER

 

A su juicio, el próximo presidente de la Unión Europea, cargo para el que se perfila el luxemburgués, Jean Claude Juncker, candidato del PPE, debe tener claro que "tiene que haber un cambio en Europa", porque es verdad que las urnas "dicen que los ciudadanos europeos están dando progresivamente la espalda a la Unión Europea" y ese cambios, en su opinión, debe traducirse en "más Europa". En concreto, ha señalado que además de la unión bancaria, económica y fiscal, es preciso impulsar la unión social y la unión política y que la Unión "gire a la izquierda".

"Europa tiene que reconocer preocupación por sus ciudadanos, especialmente los del Sur que lo están pasando muy mal; y una Unión política, porque los ciudadanos cada vez están más alejados de una práctica política que se les escapa, nadie sabe muy bien quién decide en Europa y quién resuelve o quién da cuenta de esas decisiones y ante quién se da cuenta", ha comentado Rubalcaba.

Ese "cambio hacia delante" ha de servir, desde su punto de vista, para conectar con unos ciudadanos que cada vez ven con más desesperanza una Unión Europea que está perdiendo sus señas de identidad a pasos agigantados, en la que ha crecido el euroescepticismo, la homofobia, la xenofobia y el racismo".