Rosell ratifica a Tito "aunque nos cueste perder todo"

El presidente del FC Barcelona cree que se están sacando las cosas de madre. 

BARCELONA, 4 Mar. (EUROPA PRESS) -

 

El presidente del FC Barcelona, Sandro Rosell, ha ratificado este lunes por la tarde en nombre de l a Junta Directiva al primer entrenador del equipo de fútbol, Francesc 'Tito' Vilanova, y ha asegurado que hasta que no regrese curado de su enfermedad, ya que está en Nueva York en tratamiento, no se moverá nadie en el club aunque ello comporte la pérdida de "todos los títulos" en juego, y ha añadido por otro lado que la situación deportiva actual sigue siendo buena pese a dos partidos, por lo que ha pedido que no se saquen las cosas de madre.

 

"Esta Junta ratifica absolutamente a Tito Vilanova como nuestro entrenar hasta que vuelva, sea cuando sea. Agradezco mucho el trabajo de Roura, para mí es un héroe, y tenemos que agradecer lo que está haciendo y no le toca. Además, a los jugadores que sufren la carga moral y siguen ahí, primeros en liga, y podemos superar al Milan. No se moverá nadie hasta que vuelva Tito aunque nos cueste todos los títulos de la temporada", manifestó en rueda de prensa.

 

En este sentido, reiteró que de momento no se ha quemado nada. "Estamos sacando las cosas de madre. Con dos partidos se sacan demasiadas conclusiones después de cuatro años estratosféricos. Daría por buena la temporada si al final Tito está recuperado. Si Dios quiere, para unos hipotéticos cuartos estaría ya como entrenador", aseveró.

 

Rosell, que ha viajado en persona a la 'Gran Manzana' para visitar a Vilanova, le ha visto "bien" pese a estar en tratamiento de quimioterapia y radioterapia, y ve posible que "a finales de marzo" pueda estar de vuelta en plenas facultades, y dirigiendo al equipo. "Se encuentra muy bien y con muchas ganas de volver, esperamos que a finales de marzo esto esté liquidado. Empieza a contar atrás, le queda menos del 50% y esto para la moral es muy bueno", celebró.

 

Y es que sin el líder que es Vilanova, el equipo se resiente. "Dicen que a los 30 días que el líder no está empieza a notarse un bajón de rendimiento, y llevamos muchos días sin nuestro líder", recordó. No obstante, ve exagerado que por los últimos partidos se quiera echar por tierra todo el trabajo hecho hasta entonces. "No creo que por dos partidos que se haya bajado el ritmo se tenga que poner en tela de juicio a nuestros jugadores y técnicos. El crédito que tienen no diría que es ilimitado, que no, pero es bastante más grande que tres partidos", se sinceró.

 

"Espero que los socios del Barça hayan madurado con el tiempo, se ha demostrado ya. Nuestros jugadores llevan cuatro años y medio a un nivel altísimo y sufriendo cosas que pueden afectar a la gente, en nuestro vestuario hemos pasado cuatro enfermedades graves y son compañeros de los que están jugando. Me gustaría un poquito de respeto para nuestros jugadores y para las dos personas que han sufrido esta enfermedad", argumentó el presidente en referencia a Vilanova y a Éric Abidal, ya con el alta médica tras sufrir un cáncer que le llevó a un trasplante de hígado.