Rosberg alcanza por fin la meta: Campeón del mundo de F1

Rosberg por fin puede celebrar el título de campeón

El piloto alemán Nico Rosberg se ha proclamado campeón del mundo de Fórmula 1 de 2016 después de concluir en segunda posición en el Gran Premio de Abu Dabi, última prueba del Mundial que se ha disputado este domingo en el Circuito de Yas Marina, a pesar de la victoria de su principal rival por el título, el británico Lewis Hamilton.

De esta manera, Nico emula a su padre, el finlandés Keke Rosberg, que se proclamó campeón mundial en 1982. Con el resultado en Abu Dabi, el germano concluye el campeonato con 382 puntos, por 373 de su principal rival, tricampeón del mundo y que llegaba a la cita casi con la obligación de ganar y de que el líder no alcanzase el podio.

Rosberg tuvo que aguantar en las últimas vueltas la presión del alemán Sebastian Vettel (Ferrari) y del holandés Max Verstappen (Red Bull), que trataron de adelantarle y dejarle sin subir al cajón, pero logró resistir y ser segundo. Finalmente, Vettel fue tercero.

 

Por su parte, el español Fernando Alonso (McLaren) logró terminar undécimo, mientras que Carlos Sainz se vio obligado a abandonar después de un choque con el británico Jolyon Palmer (Renault).

 

BATALLA MENTAL ENTRE LOS ASPIRANTES

 

Con el sol bajando en el trazado asiático, los once primeros partieron con ultrablandos usados, a excepción de los Red Bull -con superblandos- en el comienzo de la carrera definitiva. Hamilton, 'poleman' del sábado, y Rosberg, segundo, defendieron sin problema sus posiciones para iniciar su lucha, tanto deportiva como psicológica.

 

El alemán sería campeón si pisaba el podio, hiciese lo que hiciese el tricampeón del mundo. Así, el inglés debía centrarse en ralentizar el ritmo de la prueba para intentar que los pilotos que llegaban por detrás alcanzasen a su compañero de equipo para intentar desbancarle del cajón. Y fue lo que sucedió; tras marcar la vuelta rápida en la primera de ellas, empezó a bajar velocidad.

 

Lejos de la lucha por la victoria, en la salida, el madrileño Carlos Sainz (Toro Rosso) conseguía ganar cinco posiciones desde la vigésima primera de salida, mientras que su excompañero en el equipo de bebidas energéticas, el holandés Max Verstappen (Red Bull), las perdía después de realizar un trompo con su coche.

 

En la vuelta 7, Hamilton pasaba por boxes para cambiar a gomas blandas y de paso evitar que Ferrari hiciese un 'undercut' sobre Rosberg; el finlandés Kimi Raikkonen (Ferrari) también paraba y ponía en peligro la segunda plaza del germano.

 

Sin embargo, el quebradero de cabeza para el líder comenzaba a ser Verstappen, que hizo tapón hasta la vuelta 20, cuando consiguió al fin adelantarle en una maniobra arriesgada que pudo haber acabado de manera dramática para sus intereses mundialistas.

 

Fue entonces cuando comenzó a pisar el acelerador a ritmo de vuelta rápida y a obligar a Hamilton a sudar por la victoria. Así, desde el box de Mercedes cuestionaban por radio al inglés por qué rodaba tan lento, una pregunta que no obtenía respuesta.

 

Mientras, tanto Verstappen como el germano Sebastian Vettel (Ferrari) se acercaban a las dos 'flechas plateadas'; Rosberg, inquieto, pidió permiso a su equipo para adelantar a su compañero.

 

ABANDONO Y ADIÓS DE JENSON BUTTON

 

Mientras el Mundial se libraba, el británico Jenson Button (McLaren) ponía fin a su carrera profesional en la Fórmula 1 con un abandono obligado en la vuelta 13 por culpa de la rotura de la suspensión delantera de su MP4-31.

 

Bajo los aplausos de los presentes en Yas Marina, el campeón del mundo de 2009 se despidió del 'Gran Circo' como el tercer piloto con más Grandes Premios en la historia de este deporte (304).