Rosa Díez: Rajoy me recuerda mucho a Zapatero, la diferencia es que él ya esta quemado a los seis meses

Le reprocha un "discurso de resignación" y el intento de "dar pena" por los recortes que adopta, pero insiste en que hay otro camino
La portavoz nacional de Unión, Progreso y Democracia (UPyD), Rosa Díez, considera que Mariano Rajoy, al presentar al Congreso los últimas medidas de ajuste, recordaba mucho a su antecesor en el Gobierno, el socialista José Luis Rodríguez Zapatero, con la diferencia de que el presidente del PP "ya está quemado" tras seis meses al frente del Ejecutivo.

En una entrevista con Europa Press, Rosa Díez ha explicado que, cuando Zapatero acometió los primeros recortes en mayo de 2010, fue "más sorpresivo" que ahora Rajoy, cuya comparecencia de este miércoles ya estaba "un poco cantada".

Pero, en lo sustancial, cree que ambos han actuado de forma muy parecida ya que, al igual que Zapatero, Rajoy no ha había hablado con otras fuerzas políticas al acometer las medidas, no trató de buscar un diagnóstico de consenso y ha acabado utilizando el mismo discurso de la "resignación" con las mismas palabras: "es muy doloroso y no hay otro remedio".

En su opinión, la "mayor diferencia" es que cuando Zapatero acometió aquellos ajustes ya sólo le quedaban como máximo dos años, mientras que Rajoy lleva poco más de seis meses "y ya está quemado". "Toda la expectativa que tenía su Gobierno con su mayoría absoluta, está acabada. Y eso es muy negativo y agrava la falta de expectativas del país", señala.

Según Rosa Díez, Zapatero "improvisó más" porque "no se creía lo que estaba pasando en España, estaba convencido de que tenía 'baraka' (suerte) y pensaba que con sonreír, iban a llegar los buenos tiempos". "Zapatero es culpable de vivir en una nube", resume.

TODO MUY IMPROVISADO, MUY FRÍVOLO Y MUY POCO SÓLIDO

Rajoy, en su opinión, "se creía que con llegar al Gobierno se iba a resolver todo" y ahora lo que hace resulta "muy improvisado, muy frívolo y muy poco sólido", para acabar pidiendo comprensión por las medidas que adopta: "Quiere darnos pena, que digamos ¡pobre hombre!', pero no".

Su conclusión es que España tiene "muy mala suerte" porque le ha tocado "un muy mal momento con gente con muy poquita ambición". "Lo dije con Zapatero: como país, hemos tenido muy mala suerte con el peor Gobierno y la peor oposición --ha agregado--. Ahora nos pasa lo mismo".

Según la líder de la formación magenta, para dirigir un país en tiempos de bonanza "sirve cualquiera", pero "para gobernar en tiempos de crisis hacen falta líderes, gente que no explique sus medidas desde la resignación".

Y es que, para UPyD, hay otro camino alternativo al empeño del Gobierno por "hacer caja a corto plazo", una alternativa basada en una auténtica lucha contra el fraude y en la reforma integral del Estado que acabe con estructuras inútiles "plagadas" de políticos como las diputaciones provinciales.

RAJOY ELIGE NO TOCAR LO QUE AFECTE AL BIPARTIDISMO

Sin embargo, cree que en el Gobierno del PP "no hay un planteamiento global" frente a la crisis, lo que requeriría acometer la reforma del Estado, sino que se va "a lo que es más fácil, lo que da más rentabilidad a corto plazo y lo que les permite mantener el poder partidario". "Es que lo otro supondría tocar su poder, ya que el bipartidismo se nutre de mantener las actuales estructuras territoriales", sostiene.

Rosa Díez ha remarcado que ha sido Rajoy quien ha decidido dónde recortar y ha optado por allí donde se le permite mantener el poder partidario y tener las simpatías de sus 'lobbies' aunque genere en el conjunto de los ciudadanos más desigualdad y más ruptura de la cohesión social. "Han optado por otra cosa, por una sociedad con tres quintos de la sociedad marginados", opina.

Más que movilizaciones en la calle, lo que le preocupa es la dramática situación de millones de personas en España que, con la elevada tasa de paro y tanto ajuste, cada vez tienen menos margen para seguir malviviendo. Y todo con un Gobierno "insensible" que no quiere darse cuenta de las consecuencias de sus actos, sostiene.