Rosa Díez pide hoy cuentas a Rajoy en el Congreso por el "reparto" político del nuevo CGPJ

La portavoz parlamentaria de Unión, Progreso y Democracia (UPyD), Rosa Díez, pedirá este miércoles cuentas al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en el Pleno del Congreso sobre el "reparto" entre partidos de la "tarta" del nuevo Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), un asunto que la formación magenta tiene anunciado que recurrirá en amparo ante el Tribunal Constitucional.

MADRID, 18 (EUROPA PRESS)



"¿Cree el presidente del Gobierno que el reparto entre los partidos políticos de los vocales del Consejo General del Poder Judicial es compatible con la exigencia social y ciudadana de regeneración democráticas?", reza el interrogante que la formación magenta planteará a Rajoy.

El partido que lidera Rosa Díez tenía previsto dirigirle esta pregunta hace tres semanas en la sesión de control al Gobierno, pero como en ese Pleno el presidente ya tenía cubierto el cupo semanal de preguntas, la cuestión se aplazó al siguiente Pleno para asegurarse que fuera el presidente y no uno de sus ministros quien la contestara.

Sin embargo, UPyD no pudo formular este interrogante a Rajoy en la sesión plenaria de la semana pasada debido a que el presidente no asistió a la misma por encontrarse en el funeral por el fallecido Nelson Mandela en Suráfrica, pero este miércoles Díez podrá plantearle su pregunta al presidente en la última sesión de control del año.

ACUERDO "INDECENTE"

Será ahora cuando previsiblemente la líder de UPyD aproveche para volver a denunciar el acuerdo "vergonzoso" e "indecente" al que llegaron el PP, el PSOE, CiU, IU, PNV y UPN para designar a los 20 nuevos vocales del órgano de gobierno de los jueces (diez nombrados por el Congreso y otros diez por el Senado).

Nada más conocer la firma del pacto, Díez acusó a los partidos firmantes de estar contribuyendo una vez más a que en España no haya una Justicia independiente, y al ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, de haber "incumplido" su promesa de reforma el sistema de elección de los miembros del CGPJ, razón por la cual han pedido su comparecencia en la comisión parlamentaria del ramo.

"Se empieza por la universalizar al máximo los aforamientos y se termina por controlar a los jueces del Tribunal Supremo --planteó entonces--. "¿Cómo vamos a acabar con la corrupción si los propios partidos nombran a los jueces que pueden acabar juzgándoles?".

'PLANTE' Y RECURSO ANTE EL TC

Pero la ofensiva de UPyD no sólo se ha quedado en palabras. De hecho, la diputada magenta Irene Lozano llegó a abandonar la Comisión de Nombramientos del Congreso donde se juzgaba la idoneidad de los cuatro juristas que correspondía designar a la Cámara Baja por considerar este trámite una "pantomima".

Y a la semana siguiente, cuando el Pleno del Congreso dio el visto bueno definitivo a los 10 vocales pactados (4 juristas y 6 magistrados o jueces), la líder de UPyD anunció que su partido recurrirá en amparo al Tribunal Constitucional un acuerdo que supone, según sus palabras, "una burla a la democracia", y que instaría a la Defensora del Pueblo, Soledad Becerril, presentara una impugnación de fondo.