Ros frente a Avenida, como casi siempre, por un título

La ‘batalla interminable’. Después de verse las caras en la Copa y la Euroliga, ahora es la Liga la que ponen en juego. factor cancha. A favor del conjunto valenciano
T. S. H.

La competición regular situó a Ros y Avenida como primero y segundo, respectivamente, y ninguno de los dos falló en las semifinales. Dos victorias para cada uno y a pensar en su adversario en la final, aunque en el caso de Avenida ha tenido mucho más tiempo para hacerlo puesto que resolvió su eliminatoria cinco días antes que Ros, obligado a retrasar su semifinal por su presencia en la final a cuatro europea.

Ese mayor tiempo de preparación de la final, a la que hay que unir un mayor tiempo de descanso, es una de las bazas que pueden contar a favor de Avenida. Los secretos entre ambos equipos han desaparecido y las armas de uno y otro son de sobra conocidas por el rival, así que habrá que ver si Jordi Fernández ha aprovechado este tiempo para preparar algo especial, tanto en ataque como en la maraña defensiva que deberá imponer para frenar el potencial del conjunto valenciano.

La lucha en el interior se presenta titánica. Frente a Lyttle y Willingham, Milton y De Souza. Ros demostró en la competición europea que había preparado muy bien la defensa sobre la caribeña de Avenida, a la que impidieron sentirse cómoda sobre la pista en todo momento, aunque tuvieron problemas para frenar a una Le’Coe que hizo daño por dentro y por fuera. Fundamental será también la calidad del relevo que puedan dar Podrug y Podkovalnikova puesto que Ros exige que el ritmo defensivo sea muy alto.

En el exterior se presenta un duro examen para las permuferas. Snell, Valdemoro y Palau hicieron mucho daño al aro de Avenida en los últimos enfrentamientos, mientras que la aportación del exterior azul frente a Ros ha sido irregular en los cinco enfrentamientos que han dirimido esta temporada. Sí consiguió hacer daño una Silvia Domínguez que, después de una semifinal más que brillante frente a Rivas, puede convertirse en una jugadora clave en esta lucha por el título.