Ros Casares cierra la eliminatoria de ‘semis’ por la vía rápida a pesar de una mala primera parte

MANN FILTER ZARAGOZA 52-79 ROS CASARES VALENCIA
I. C

Ciudad Ros Casares Valencia se impuso ayer a Mann Filter Zaragoza en el segundo encuentro de semifinales y firmó un 2-0 en el marcador final para volver a medirse a Avenida en la final el próximo sábado.

Las valencianas comenzaron por detrás en el marcador gracias a la velocidad que las mañas imprimieron a su juego, aunque al final del primer parcial recuperaron ya su renta para ponerse casi iguales en el marcador (17-16).

En el segundo parcial, la defensa de las locales obligó a las de Isma Cantó a jugar muy precipitadas, sin paciencia para mover el balón y cometiendo muchas pérdidas.

El técnico de Ros Casares dio prácticamente seis minutos a Elisa Aguilar en este segundo cuarto a pesar de que la madrileña aún está renqueante de su lesión en el pie. Sólo Erika parecía rendir a su nivel habitual, superando los diez puntos anotados ya en el segundo cuarto.

Con 26-34 llegó el descanso y Ros se conjuró en el vestuario para salir a por todas en la reanudación. De esta manera, en sólo cuatro minutos, las valencianas consiguieron 15 puntos de renta (30-45), que sentenciaron ya el encuentro, porque las mañas no pudieron recortar ya nunca a esta diferencia.