Roma aprovecha el pinchazo de Pons para lograr la victoria

EMOCIÓN. Benito Guerra, líder de la general, entró segundo pero conserva el primer puesto en la general. FUERA DEL PODIO. Óscar Fuertes y Villanueva
J. A. S.

Nani Roma dio antes y más fuerte. Era el favorito de los aficionados y ayer puso patas arriba, en Guijuelo, el Campeonato de España de Rallyes. Se impuso incluso a un Xevi Pons que había dominado en Pozoblanco y que se presentaba como su gran rival por la victoria en esta quinta edición de la cita en la villa chacinera, pero al que un pinchazo en el tramo X dejó fuera de juego. El que liderara la prueba durante tofos los tramos de la mañana perdió 38 segundos clave. Benito Guerra, que llegaba a Guijuelo como líder, se tuvo que conformar con el segundo puesto en un duro mano a mano con Roma. El ganador del Dakar firma de esta forma su primera victoria desde que participa en el campeonato. A pesar de la derrota, el mexicano Guerra conserva el liderato en la clasificación general, ya que acumula 117 puntos. Pons se rehizo tras su contratiempo y fue capaz de subir en el tercer lugar al podio de la carrera. El madrileño Óscar Fuertes resultó el cuarto clasificado a pesar de varias incidencias. La más grave, la pérdida del cubrecárter de su Evo IX. El quinto puesto fue para Álex Villanueva, que sí esquivó los incidentes y logró unos puntos siempre valiosos para la general y las próximas pruebas.

El debutante Yazeed Al Rajhi, que se estrenaba en la tierra con un Peugeot 207 S2000, finalizó sexto tras ganar en la general del grupo N. En dos ruedas motrices, el vencedor fue Dani Villanueva, seguido por Manuel Manzanilla, los hermanos Domínguez e Iñaki Tijera.