Rodillo y a pensar en la Copa

GRAN INICIO. Perfumerías Avenida firmó un comienzo muy bueno, con una defensa impecable, que les mantuvo siempre por delante en el marcador. MALA REANUDACIÓN. Girona reaccionó aprovechando un ‘bajón’ de las charras, que no fructificóSancho Lyttle tira a canasta ante la oposición de Laura Camps (derecha) y Chones (izquierda) (Foto: GECA SPORT)
OPTA ESPAÑA / I. C.

Avenida comenzó el año con una nueva victoria en Liga, que le deja en óptimas condiciones psicológicas para centrarse ya en preparar la próxima Copa de la Reina, que comienza el sábado en Zaragoza.

El partido frente al Argón Uni Girona de ayer comenzó con un parcial de 4-0 a favor de las locales, que fue la única renta favorable de la que disfrutaron las catalanas. El choque comenzó con muchos errores de ambos equipos, aunque poco a poco Perfumerías Avenida fue imponiendo la lógica hasta marcharse de 15 puntos arriba, 8-23, al comienzo del segundo cuarto.

En el primer parcial, un marcador de 8-19 al final de los diez primeros minutos dejaba claro el dominio total del Perfumerías Avenida en tierras gerundesas. Sólo lograron anotar tres de las jugadoras locales, y éstas se vieron sorprendidas por un rival muy superior que desplegó una defensa excepcional a lo largo de los primeros veinte minutos.

A partir de aquí, de nuevo las de Jordi Fernández supieron encontrar su propio juego, para marcharse en el marcador con 15 puntos de renta a la mitad del partido (19-34) en los que fueron los mejores minutos del conjunto salmantino.

En el segundo cuarto (que terminó con un marcador parcial de 11-15), ya habían jugado todas las jugadoras locales menos Berta Siñol, que quedó inédita en su participación. En cambio, por parte de Avenida eran Podkovalnikova y Gorbunova las jugadoras menos utilizadas por su técnico, ya que finalizaron el encuentro con apenas seis minutos cada una.

Los puntos locales en esos minutos llegaban desde el juego interior, donde Chones hasta Traore, pasando por la ex de Avenida Petra Stampalija, permitían que su equipo lograra una mínima diferencia de 11-15.

La primera parte dejaba a Le’-coe Willingham con 11 puntos, máxima anotadora de su equipo. Cuando todo parecía ya sentenciado, con un 19-36 en el luminoso, el Argón Uni Girona jugó uno de sus mejores partidos de la temporada, para ir remontando en el marcador y entrando en el ritmo del encuentro hasta ponerse a tan sólo cuatro puntos, y con balón para ponerse a sólo dos de diferencia.

En el tercer cuarto (que terminó con un 24-16), llegó la relajación visitante. Todo entraba, el público acompañó a las jugadoras locales, pero fue un mero espejismo.

Pero desde el minuto 31, las salmantinas empezaron a imponer el peso de sus jugadoras, mientras hacían lo que querían ante un rival que no podía ni con su alma.

Para el cuarto cuarto (que finalizó con un marcador de 13/25), a las locales les faltó físico para jugar de tú a tú a las visitantes ayer en Girona. Lo intentaron, pero su renta anotadora es muy baja.

Al final, la renta se fue incrementando poco a poco hasta el 56-75 final, con 19 puntos de diferencia para las salmantinas, un marcador quizá demasiado amplio teniendo en cuenta el desarrollo total del partido. Las décimas clasificadas no pudieron esta vez, ni por asomo, con las terceras en la tabla.