Roberto Heras, Unai Osa, Santiago Botero, Pipe Gómez, Ivan Basso, José Enrique Gutiérrez... y los que faltan

Los nombres desvelados por el doctor Fuentes se terminan por orden del juez.

MADRID, 30 Ene. (EUROPA PRESS)

 

   El juicio oral de la 'Operación Puerto', que se está celebrando en el juzgado de Lo Penal número 21 de Madrid, se tomará este jueves un descanso tras una intensa tercera jornada en la que siguieron saliendo nombre propios a la luz, aunque la magistrada Julia Patricia Santamaría impidió nuevas revelaciones que parecían tentar a Eufemiano Fuentes.

 

   La tercera jornada del juicio, celebrada con un sensible descenso en la expectación mediática a las afueras del juzgado, comenzó con la segunda parte de la declaración de Eufemiano Fuentes y se completó con las comparecencias íntegras de su hermana Yolanda y de José Ignacio Labarta, ambos negando a su manera que conocieran los métodos empleados por el médico junto con José Luis Merino. El viernes declararán los dos imputados que aún no lo han hecho, los exdirectores deportivos Manolo Saiz y Vicente Belda.

 

   Tal y como se esperaba, la declaración de Eufemiano Fuentes fue la más significativa ya que, nada más iniciarse la vista y a pregunta del abogado de Manolo Saiz, confirmó que José Javier 'Pipe' Gómez, presidente de la Asociación de Ciclistas Profesionales, figuraba en su cartera de clientes. Inmediatamente, el exciclista anunció que ponía a disposición de Miguel Cardenal su cargo como director general de la Fundación Deporte Joven, dependiente del CSD.

 

   De esta forma, el nombre de Gómez se unía a los de Unai Osa, el colombiano Santiago Botero, Roberto Heras, el italiano Ivan Basso o José Enrique Gutiérrez, que han ido goteando como clientes de Eufemiano a lo largo de esta semana.

 

   Sin embargo, el médico dio la sensación de quedarse con ganas de revelar más nombres cuando se ofreció a la juez, en más de una ocasión, para desvelar más nombres descifrando los códigos de la bolsas. Ya que no Fuentes siempre se ha negado a contestar a ninguna pregunta de la acusación particular, el abogado del Comité Olímpico Italiano hizo un ruego a Santamaría para que le pidiera al galeno canario que destapara la 'caja de Pandora', pero la jueza se negó, lo que provocó la protesta del letrado.

 

   Acto seguido, Yolanda Fuentes se dedicó a repetir que nunca conoció las autotransfusiones practicadas por su hermano y a acusar a la prensa de derrumbar su vida y la de su familia. Por último, Labarta exhibió un discurso confuso destinado a defender su inocencia y la validez como médico de Eufemiano Fuentes, al que agradeció enigmáticamente su capacidad para "defender a su familia y amigos" de las actividades que practicaba en la época de los hechos juzgados.