Roban pendientes por valor de más de 15.000 euros en un descuido de la joyera

Calle Bermejeros. Las dos ladronas fingieron ser clientas y aprovecharon un despiste de la dueña para llevarse una manta con medio centenar de piezas
e. s. c.

No siempre los robos implican el uso de la violencia. En ocasiones, los amigos de lo ajeno aprovechan el despiste o descuido del propietario para hacerse con su botín. Esto es lo que sucedió el pasado miércoles en una joyería ubicada en la calle Bermejeros de la capital salmantina, donde dos mujeres se hicieron con más de medio centenar de pendientes por valor superior a los 15.000 euros aprovechando un despiste de la responsable del establecimiento, que en ese momento les estaba atendiendo.

Según informa la Policía Nacional, las presuntas ladronas entraron en el establecimiento con el pretexto de estar interesadas en efectuar alguna adquisición. Mientras la joyera acudía a la caja fuerte para buscar más piezas que ofrecerles, las dos mujeres aprovecharon que la comerciante había dejado bajo el mostrador la manta con los pendientes que previamente les había mostrado para llevárselos. Según explicó la joyera a este periódico las mujeres tenían acento castellano, más de 50 años y una estatura cercana al metro sesenta. “Nunca las había visto por aquí, pero no me resultaron sospechosas”, señala la propietaria, quien calcula entre 15.000 y 22.000 euros el valor de lo robado, aunque la Policía Nacional rebaja esta cifra hasta los 12.000. La propietaria afirma que “vinieron con intención de robar, porque tampoco lo tuvieron tan fácil”.

Tras percatarse del robo, la joyera puso de inmediato la pertinente denuncia ante la Policía Nacional, que ya ha iniciado las investigaciones para intentar localizar a las presuntas autoras del delito.