Roban 30 metros de cable y dejan a un municipio sin teléfono

Nava de Sotrobal. Los vecinos estuvieron el fin de semana sin línea debido al destrozo de varios postes. En los últimos meses. El cobre se está convirtiendo en uno de los materiales más codiciados
C. HERNÁNDEZ / E. G.

Los ladrones de cobre han vuelto a hacer de las suyas, en este caso, en la localidad de Nava de Sotrobal. Los vecinos de este municipio, a apenas ocho kilómetros de Peñaranda de Bracamonte, pasaron el fin de semana sin línea telefónica por culpa de los amigos de lo ajeno, que se apoderaron en la noche del viernes al sábado de 30 metros de hilo conductor, destrozando para ello varios postes de línea que se encuentran a las afueras del pueblo.
“El sábado por la mañana varios vecinos vinieron a advertirme del corte de la línea en sus casas, así que dimos parte inmediatamente a la compañía”, comentó el alcalde de Nava de Sotrobal, Juan Antonio Díaz. Poco después algunas personas se acercaron a los postes, donde comprobaron el destrozo que los ladrones habían realizado.

La compañía de teléfono dio parte a la Guardia Civil de Peñaranda, que se desplazó hasta Nava de Sotrobal para investigar los hechos. Durante el día de ayer los operarios reemplazaron los cables, volviendo los vecinos de Nava a disponer de su línea de teléfono.

Con la crisis económica, en los últimos meses están aumentando los robos de cable de cobre en la provincia. Así, en la madrugada del viernes al sábado sustrajeron 170 metros de cobre valorados en 1.700 euros, de las obras que se están ejecutando en el aparcamiento del Hospital Clínico.

En esta ocasión, la Policía Nacional consiguió arrestar a los presuntos autores. Se trata de S. J. R., una mujer salmantina de 23 años, y dos hombres de nacionalidad venezolana, J. E. M. C., de 20 años y V. M. G. V., de 23.

Según informaron fuentes policiales, los agentes se presentaron en el lugar de los hechos en torno a las 03.30 horas tras recibir la sala del 091 varias llamadas que alertaban de la presencia de varias personas sustrayendo efectos en las obras del párking del Hospital Clínico.

Una vez en la zona, los policías fueron advertidos por el vigilante de seguridad de que un vehículo que estaba saliendo del aparcamiento iba ocupado por las personas que minutos antes estaban robando en el interior de la obra.

Después de interceptar el turismo, los agentes descubrieron en el maletero una gran cantidad de cobre manchado de barro, junto a un bolso con unos alicates y una linterna. Al comprobar que la valla perimetral del recinto había sido forzada, los agentes detuvieron a las tres personas, acusadas de un delito de robo con fuerza.

También, a comienzos de enero, la empresa RSC Jose S. L. fue objetivo de los ladrones, que buscaban cobre. Así, tras robar en el paseo del Rollo un camión con 2.000 kilos de fruta, los asaltantes se dirigieron a esta empresa, ubicada en el polígono El Montalvo III.

Tras forzar la puerta de entrada, los ladrones consiguieron 4.000 kilos de cobre, valorados en 60.000 euros, además de herramientas y otros materiales.