Robaban joyas a personas mayores o les daban el 'cambiazo' con un abrazo

Los detenidos actuaron en varias provincias con este curioso 'modus operandi', entre ellas en Salamanca, en Peñaranda

La Guardia Civil de la Comandancia de Soria ha detenido a dos hombres y a dos mujeres de nacionalidad rumana como presuntos autores de hurtos y robos de joyas a personas mayores en varias provincias de España, entre ellas Salamanca, donde podrían haber actuado en Peñaranda.

La operación comenzó el 12 de julio cuando se recibió una llamada en la Central Operativa de Servicios de la Comandancia de Soria de un vecino de la localidad soriana de Morón de Almazán en la que informó de que momentos antes a su madre le había sido sustraída una cadena de oro con una medalla.

Según el relato del denunciante, los autores del hecho viajaban en un vehículo Volkswagen Passat de color negro, ocupado por dos hombres y dos mujeres, que circulaban en dirección Almazán.

La Benemérita ordenó el dispositivo para localizar este vehículo, que fue hallado por agentes del Destacamento de Tráfico de Arcos de Jalón (Soria) el mismo día de la denuncia en el punto kilométrico 146,000 de la A-2.

Tras un minucioso registro del vehículo, se localizó en un doble fondo una bolsa de plástico que contenía en su interior 13 piezas de oro (identificables mediante fechas e iniciales), entre las que se encontraba la cadena sustraída en Morón de Almazán, así como una balanza de precisión, cosméticos y ropa con etiqueta.

Estas cuatro personas fueron detenidas, como supuestas autoras de un delito de hurto. Se trata de A.G. de 32 años, G.A. de 36 años, S.M. de 36 y A.G. de 32 años, todos ellos de nacionalidad rumana y sin domicilio conocido en España, por el momento.

En principio se tiene conocimiento de que estas personas pudieran estar implicadas en hechos de similares características ocurridos en las provincias de Soria, Teruel, Guadalajara y Salamanca, según ha informado la Guardia Civil en un comunicado remitido a Europa Press.

De las joyas recuperadas, algunas han sido reconocidas como procedentes de la provincia de Soria y otras de Teruel.

Las diligencias continúan para la identificación y relación del resto de las joyas recuperadas con hechos que hayan sido o puedan ser denunciados.

Además, a una de las detenidas (A.G.) le figura un señalamiento de averiguación de domicilio y paradero del Juzgado de Peñaranda de Bracamonte (Salamanca), por un hecho de similares características.

A pesar de que en diferentes charlas impartidas por la Guardia Civil a personas mayores, dentro del Plan Mayor, se ha informado sobre este tipo delictivo, la Benemérita insiste que la forma de sustraer las joyas es la descrita por el denunciante de Morón de Almazán.

De este modo, el 'modus operandi' consiste en la llega al pueblo de un vehículo, generalmente de matrícula extranjera, ocupado por dos varones y dos mujeres, que realizan un reconocimiento del pueblo y cuando localizan a una persona mayor y sola, paran el vehículo y le preguntan por la ubicación de una iglesia, una farmacia o un bar.

Si los ladrones observan que esta persona, generalmente octogenaria, porta alguna joya en el cuello, se baja del vehículo una mujer y en prueba de agradecimiento le da un abrazo, momento que aprovecha para robarle la cadena, e incluso, para mayor confusión, le regala otra cadena o un anillo de color dorado que resulta ser bisutería.

Esta confusión hace que las víctimas no se den cuenta hasta pasados varios días o no llegan a darse cuenta hasta que algún familiar o allegado detecta el engaño.