Rob Delion presenta su primer trabajo en El Corte Inglés de Salamanca

El leonés llega a la capital charra con “Rolling Thunder”, del que desgranará algunos temas en formato acústico.

El próximo sábado, 11 de abril, a partir de las 19 horas, la Planta Joven de El Corte Inglés de Salamanca se convertirá en una sala de conciertos para acoger la actuación de Rob Delion. Este leonés, atraído por la música desde niño y con todo un Bob Dylan como ejemplo a seguir, presenta en acústico su primer trabajo en solitario, “Rolling Thunder”, un disco que, tras poco más de dos meses en el mercado, está cosechando enormes críticas de la prensa especializada.

 

Tribuna de Salamanca no quiere perderse el inicio de su gira por España y ha querido saber cómo Roberto Negral ha llegado a ser Rob Delion.

 

¿Cuándo comenzó tu interés por la música y cómo fueron tus inicios?

Desde que era pequeño sentía bastante debilidad por la música. Mis hermanos mayores escuchaban mucha, siempre en inglés, y todo eso llevó a que comenzara a comprar mis discos y decidiera juntarme con mis amigos y montar un grupo.

 

¿Qué hay de ese primer grupo, “The Shakers”, en tu nuevo trabajo en solitario?

En esa formación de amigos mi aportación eran las letras, las melodías para las voces y algunos arreglos, y parte de esa forma de contruir las melodías sigue estando presente en lo que hago actualmente.

 

¿Qué va a encontrarse alguien al pulsar el play de ‘Rolling Thunder’?

En cuanto a las letras, se trata de un trabajo muy honesto, que sale desde mis propias experiencias. En cuanto a la música, es pop-rock con aires de folk, algo de country y basado en el sonido rock de la costa oeste estadounidense de los años 70.

 

¿Qué artistas y grupos han marcado tu forma de entender la música?

Bob Dylan es mi artista fetiche. También Fleetwood Mac, los Doors, los Beach Boys, Jack Johnson, Jackson Browne…

 

¿También han influido en la elección del inglés como idioma para tus canciones?

Siempre he escuchado música en inglés y, aunque he intentado escribir en castellano, el resultado no ha sido exactamente el que busco.

 

¿Cuál es el modelo de producción, distribución y comercialización por el que apuestas?

Al ser un proyecto nuevo y mi disco debut, es algo muy casero y artesanal, porque es hasta donde puedo llegar. Tengo el apoyo de dos discográficas con las que he sacado el vinilo y el cd, y hacemos una distribución por Internet en formato digital. El formato físico lo estamos llevando a diferentes tiendas de toda España, como El Corte Inglés, y también lo distribuimos por correo postal desde Internet.

 

¿Cómo está siendo la acogida del disco entre el público y la crítica?

El público está reaccionando muy bien, estamos muy contentos y esperamos que, en los próximos meses, después de tocar en diferentes sitios de la Península y con el apoyo que estamos teniendo de la prensa especializada, la cosa vaya creciendo.

 

¿Qué esperas del público de Salamanca?

Que me acoja con naturalidad, que disfrute de las melodías y que se anime a averiguar qué es lo que explican las letras, porque el idioma a veces es una barrera en este país.

 

¿Y qué puede esperar el público salmantino de tu actuación?

Podrá escuchar un producto con un perfil que busca la internacionalidad y que es agradable para los oídos desde la primera escucha. La idea es introducir el proyecto y explicar su desarrollo. Proyectaremos el videoclip del single, tocaremos unas cuentas canciones e intentaremos llegar a la gente con ellas.