Riesgo por altas temperaturas: el sur de Salamanca en alerta por 38 grados y 36 en la meseta

La Plaza Mayor, vacía por el calor (Foto: Chema Díez)

Este 1 de septiembre, se registraron hasta 36 grados de máxima en Salamanca.

La Agencia de Protección Civil de Castilla y León ha informado de la previsión de temperaturas máximas elevadas en las provincias de Ávila, Salamanca y Zamora.

  

En concreto, este lunes 1 de septiembre se registraron temperaturas máximas de 36 grados en el Sur de las provincias de Ávila y Salamanca, han informado a Europa Press fuentes de la Consejería de Fomento y Medio Ambiente.

  

El martes día 2 de septiembre las máximas podrían alcanzar los 38 grados en el sur de las provincias de Ávila y Salamanca. También se esperan temperaturas máximas de hasta 36ºC en las mesetas de Salamanca y Zamora.

  

Esta información está basada en las predicciones propias de la Agencia de Protección Civil y en los datos aportados por la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet).

  

Ante esta situación, la Consejería de Sanidad de la Junta de Castilla y León recomienda evitar salir de casa durante las horas centrales del día (entre las 12.00 y las 18.00 horas); beber más líquidos, sin esperar a tener sed, sobre todo agua y zumos de fruta ligeramente fríos; evitar comidas copiosas, tomar verduras y frutas y comer menos cantidad y más veces al día, así como no tomar comidas calientes ni abuse de las bebidas alcohólicas.

  

De la misma forma, se aconseja reducir la actividad física; descansar con frecuencia a la sombra; usar ropa de tejidos naturales, ligera y holgada, de colores claros, sombrero, gafas de sol y cremas protectoras solares; y permanecer en espacios ventilados o acondicionados.

  

La Junta también recomienda, cuando se esté en la casa, utilizar las habitaciones más frescas; durante el día bajar las persianas y cerrar las ventanas, las cual se aconseja abrir por la noche para ventilar; mantener los alimentos en el frigorífico y vigilar siempre las medidas higiénicas de conservación.

  

Cuanto se estacione el coche no se debe dejar en el interior a niños ni ancianos con las ventanillas cerradas y se recomienda ayudar a las personas que puedan estar en mayor riesgo de sufrir los efectos del calor.