Reyes primero y Llull después, sacan al Real Madrid de la apatía

Llull entra a canasta en un lance del encuentro

El Real Madrid inició su defensa del título de la ACB con una victoria ante el CAI Zaragoza (78-70) en un encuentro que no resolvió hasta el final debido a que el conjunto aragonés no le perdió la cara al partido en ningún momento y en el que Felipe Reyes y Sergi Llull fueron claves.

 

FICHA DEL PARTIDO

 

REAL MADRID: Llull (16), Carroll (3), Darden (9), Mirotic (9) y Bourousis (11) --quinteto inicial--; Sergio Rodríguez (8), Reyes (18), Mejri, Slaughter (1) y Díez (3).

 

CAI ZARAGOZA: Llompart (2), Tomás (4), Roll (13), Elonu (5) y Sanikidze (12) --quinteto inicial--; Jones (13), Stefansson (4), Rudez (5), Tabu (10), Fontet (2).

 

PARCIALES: 19-18, 20-15, 16-15 y 23-22.

 

ÁRBITROS: Jiménez, Perea y Oyón. Sin eliminados por faltas.

 

PABELLÓN: Palacio de los Deportes. 8.428 espectadores.

Afrontaba el equipo de Pablo Laso la serie con todos los datos numéricos de la mano. Solo una vez ha sido capaz el CAI de ganar al Madrid y en lo que va de temporada, hasta este viernes, las tres veces que se habían enfrentado --las dos de Liga Endesa y en las semifinales de la Copa del Rey-- la victoria había sido para los de Laso.

 

Pero todos esos números en contra los usó el equipo de Abós para salir al parqué del Palacio de los Deportes sin ningún tipo de presión. Con su juego alegre y ofensivo que han demostrado en muchos tramos de la temporada, los aragoneses fueron capaces de plantar cara al Madrid durante todo el partido. Con cuatro jugadores por encima de los diez puntos, los aragoneses no se dejaron intimidar por el líder de la Liga Regular.

 

Empezaron tomándole el pulso al partido antes que el Real Madrid (12-16, min.6), debido a la unión de su buen baloncesto y de la ausencia de intensidad del equipo de Laso. Y lejos de ser un dato anecdótico, fue una tendencia durante el partido. Antes del descanso y tras un parcial de 0-9, los de Abós llegaron a mandar en el electrónico (28-29, min.17); en el tercer cuarto, consiguieron un parcial de 2-13 para meterse en el choque cuando el Madrid quería despegar; y solo entregaron la cuchara en el último minuto del partido.

 

Si el Real Madrid no llegó a asustarse fue porque apareció Felipe Reyes para solucionar la papeleta en los peores momentos de juego de los blancos. Laso, que llegó a hacer tres cambios de golpe tras el inicio, algo que no está habituado a hacer, se encomendó a su capitán como otras veces y el cordobés no le falló. El '9' del Real Madrid acabó el partido con 18 puntos, 6 rebotes y 22 de valoración y con la sensación de dominar el partido en los minutos que estuvo en pista.

 

CAI RESISTE; DECIDEN LLULL Y REYES

 

Al capitán blanco le acompañó en su desempeño ofensivo Sergi Llull, autor de 16 puntos. Con Rudy ausente por lesión, y en un día en el que Sergio Rodríguez no estuvo especialmente inspirado, fueron Llull y Reyes los que hicieron funcionar a un Madrid que se fue por delante al descanso (39-33).

 

Tras la reanudación, el encuentro siguió en la misma línea de la primera parte. El equipo blanco conseguía estirar el chicle (53-39, min.27), gracias, esta vez, a la aportación de Bourousis; pero en contra de lo que ha sido norma en la temporada madridista en su casa, el equipo de Laso no pudo consolidar su ventaja.

 

Ante ese mal arranque de su equipo en el tercer cuarto, Abós ordenó una defensa zonal 1-3-1 que se le atragantó durante muchos minutos al conjunto madridista. Además, al omnipresente Sanikidze se le empezaron a agregar los puntos de Tabu y Jones y Roll, y los zaragozanos consiguieron llevar el partido a una situación de igualdad ya dentro del último período (55-52, min.33).

 

Pero de nuevo aparecieron Felipe Reyes y Sergio Llull. Los dos jugadores blancos se combinaron anotando 10 puntos en el estirón final del conjunto de Laso para acabar de doblegar a los de Abós. Encuentro más complicado de lo esperado para un Real Madrid que viaja el domingo al siempre caliente Pabellón Príncipe Felipe, donde el CAI querrá consolidar sus buenas sensaciones de este viernes para llevar la eliminatoria al tercer partido.