Reventados cinco cajeros en Valladolid en menos de un mes con un botín de 63.000 euros

Cinco cajeros han sido reventados en la provincia vallisoletana en menos de un mes, el último de ellos registrado hoy en el barrio de Villa del Prado de Valladolid, con un botín total de 56.000 euros, aunque en el suceso registrado este martes los ladrones no se han llevado nada porque no pudieron acceder al cajetín.
VALLADOLID, 11 (EUROPA PRESS)



El primero de los sucesos se registró el pasado 16 de noviembre en Arroyo de la Encomienda, donde los ladrones provocaron la explosión de un cajero de Caja España-Duero para lo que emplearon oxígeno, acetileno y gas. Aunque no hubo daños personales que lamentar si importantes daños materiales, además de que los ladrones se llevaron unos 25.000 euros.

El pasado 28 de noviembre se registró un suceso similar en otro cajero de Caja España-Duero ubicado en la plaza Mayor de la localidad de Sardón de Duero. En este caso los ladrones, que se apoderaron de un botín de 10.000 euros, emplearon una batería y acetileno para provocar la explosión, lo que provocó importantes daños en la oficina de la entidad.

En la localidad de Aldeamayor de San Martín se registró un hecho similar el 4 de diciembre cuando explotó un cajero de Cajamar, donde los ladrones consiguieron apoderarse de un botín de entre 7.000 y 8.000 euros, aunque en este caso al igual que en el anterior no hubo daños personales que lamentar aunque si importantes destrozos materiales en la oficina.

El pasado sábado, 8 de diciembre, se produjo un nuevo incidente ene l barrio de La Victoria de Valladolid, donde los ladrones reventaron un cajero de Barclays ubicado en la calle Madreselva y se apoderaron de un botín de 20.000 euros.

El último incidente se ha registrado en la madrugada de hoy martes en un cajero del Banco Santander ubicado en la calle Monasterio de El Escorial del barrio de Villa del Prado, en la capital vallisoletana, aunque en este caso los ladrones no consiguieron acceder al cajetín del dinero.

Se da la circunstancia de que el 'modus operandi' usado es similar en todos los casos ya que los ladrones actúan de madrugada en un cajero ubicado en una zona poco transitada y que les permita huir rápidamente del lugar.