Revancha sin margen para Green, Rooney e Inglaterra ante Argelia

CAPELLO CONFÍA EN SU PORTERO. El seleccionador valoró sustituirlo pero todo el equipo se ha volcado en su respaldo. EL PELIGRO. Empate o derrota dejaría todo en manos del duelo con Eslovenia
efe / Johannesburgo

Inglaterra y Argelia se miden en su segundo partido que se convertirá en una revancha para el portero inglés Robert Green, para el atacante Wayne Rooney y para el propio equipo británico, ante una selección que no tiene margen para el error. Ambos equipos salieron malparados en su debut mundialista, en el que los ingleses empataron a uno contra Estados Unidos, en un partido en el que Green tuvo un error garrafal y Rooney estuvo por debajo de lo esperado.

El italiano Fabio Capello, seleccionador de Inglaterra, vivió ayer su 64 cumpleaños inmerso en la preparación del partido. Por su mente ha pasado la idea de cambiar de portero, aunque todo hace pensar que, salvo sorpresa de último, mantendrá a Green en la meta. Todo el debate en torno al combinado inglés ha girado sobre esta cuestión. Sus compañeros le han apoyado tras el fallo y hacia el balón Jabulani han ido a parar algunas de las culpas del error de Green.

El partido también es una revancha para Rooney, que estuvo por debajo de lo esperado en el primer encuentro del torneo. De sus goles dependerá en buena parte el éxito o el fracaso de Inglaterra en este torneo. La principal duda se genera en la zaga donde Ledley King o Jamie Carragher podrían entrar en la formación inicial de su selección para ocupar un puesto junto a Terry. Lo que es cierto es que un nuevo resultado adverso (empate o derrota) dejaría todo en manos de su tercer y último rival en el grupo, Eslovenia.

Enfrente tendrá a la selección de Argelia, una de las menos conocidas del torneo, que no podrá contar con su delantero Abdelkader Ghezzal, que fue expulsado por acumulación de amonestaciones ante Eslovenia. A pesar de haber entrado a los quince minutos de la segunda mitad, a la media hora de este periodo, ya no estaba en el terreno de juego. Pese a la derrota ante los eslovenos, es más que probable que el veterano seleccionador Rabah Saadane no introduzca cambios en la formación inicial respecto al equipo de la primera jornada del campeonato.