Reunión de los delegados territoriales para impulsar el modelo de Ordenación y mejorar los servicios en el medio rural

Los nueve delegados territoriales, entre ellos Bienvenido Mena, junto con el consejero de presidencia

El consejero de la Presidencia, José Antonio de Santiago-Juárez, ha mantenido una reunión de coordinación con los nueve delegados territoriales para tratar el anteproyecto de Ley de Ordenación, Servicios y Gobierno del Territorio y asuntos concretos, como el ahorro de 231,8 millones de euros que puede generar la aplicación de este modelo en municipios de hasta 20.000 habitantes.

 

De Santiago-Juárez ha analizado con los nueve delegados territoriales el momento actual del anteproyecto de ley, cuya elaboración ha contado con la máxima participación de la sociedad castellana y leonesa. El consejero ha reiterado que este anteproyecto fija el proceso para cerrar una ordenación del territorio de Castilla y León definitiva y completa, con la que deberán converger progresivamente los servicios públicos prestados por la Junta, para mejorar la eficiencia de estos, así como la calidad y el bienestar de los ciudadanos. Además, regulará las asociaciones voluntarias de municipios con el objetivo básico de reforzar el municipalismo y lograr una mayor eficiencia de los servicios públicos que prestan las corporaciones locales.

 

El consejero ha explicado que la aplicación de este anteproyecto supondría un ahorro mínimo de 231,8 millones de euros anuales para los municipios de hasta 20.000 habitantes, cifra que puede ser aún mayor cuando el modelo de ordenación del territorio esté desarrollado y estén creadas las 15 mancomunidades de interés general urbanas.

 

Con estos datos, que irán incluidos en la memoria económica que acompaña a la ley, los 1.977 ayuntamientos de menos de 1.000 habitantes tendrían un ahorro de 82 millones de euros al año; los 212 municipios entre 1.001 y 5.000, un ahorro de 113,6 millones de euros al año; y para los 44 ayuntamientos de entre 5.001 y 20.000 habitantes, el ahorro ascendería a 36 millones de euros.

 

A su vez, el consejero de la Presidencia ha animado a los delegados territoriales a continuar haciendo pedagogía del anteproyecto y el modelo de ordenación con los alcaldes de todos los municipios. Además ha insistido en que el objetivo básico y fundamental que persigue el anteproyecto es “mejorar la calidad de vida y el bienestar de los ciudadanos, así como mejorar la calidad de las prestaciones de los servicios esenciales –sanidad, educación, servicios sociales,…- a los castellanos y leoneses y, en especial, garantizarlos en el medio rural”. Con el nuevo modelo de ordenación también se plantea, como objetivo adicional, facilitar la relación de los ciudadanos con las administraciones.

 

Alegaciones al anteproyecto

 

La Consejería de la Presidencia ha recibido un total de 35 alegaciones al anteproyecto de ley de Ordenación, Servicios y Gobierno del Territorio, según ha expuesto el consejero en la reunión.

 

Del total, 15 corresponden a entidades locales tales como la Federación Regional de Municipios y Provincias; las diputaciones provinciales de Ávila, León, Salamanca y Valladolid; los ayuntamientos de Benavente (Zamora), Valverde de la Virgen (León), Garray (Soria), Medina del Campo (Valladolid), Villaobispo de Otero (León), Tudela de Duero (Valladolid), Aguilar de Campoo (Palencia) y Valladolid; el Consejo Comarcal de El Bierzo; el Consejo de colegios de secretarios e interventores y tesoreros de administración local de Castilla y León; 4 de agentes sociales y partidos políticos: CCOO y UGT, Unión de Campesinos de Castilla y León, el PSCyL; y 16 alegaciones externas de ciudadanos en las que se enmarcan las 13 aportaciones en el portal de Gobierno.

 

Finalmente quiso el consejero recalcar a los delegados territoriales que es importante que los alcaldes y los concejales no tengan dudas sobre el modelo de ordenación del territorio, ya que muchas de las aportaciones recibidas vienen de la confusión por considerar que el anteproyecto de Ley de Ordenación, Servicios y Gobierno del Territorio puede suponer una carga económica más.