Retirar los neumáticos del 'cementerio' de Castellanos de Villiquera costará 100.000 euros

La Junta contrata por urgencia el servicio para la retirada de neumáticos, que empezó hace unos días. Y multará con 9.000 euros al propietario del terreno.

El Consejo de Gobierno ha conocido esta mañana la contratación del servicio, por vía de emergencia, para habilitar los medios de recogida, transporte y entrega a un gestor autorizado de los neumáticos usados depositados en el polígono de la localidad salmantina de Castellanos de la Villiquera. Estos neumáticos ya comenzaron a retirarse el pasado 24 de junio, las labores se prologarán al menos durante dos meses, y se llevarán a un centro donde se transformarán en combustible para generar energía.

 

La Consejería de Fomento y Medio Ambiente ha resuelto el expediente sancionador con una multa de 9.000 euros por infracción en materia de residuos al propietario del terreno del polígono de Castellanos de la Villiquera donde están depositadas las toneladas de neumáticos. Es un depósito de neumáticos fuera de uso, alrededor de 1.300 toneladas, ubicado en una finca en terreno rústico rodeada por un muro de hormigón, pero con dos puertas de acceso abiertas. Está situado a tres kilómetros de Castellanos de la Villiquera, sin embargo a viviendas aisladas a menos de 100 metros.

 

Las causas de la gran acumulación de neumáticos, la ausencia de control de acceso a la parcela y su vallado abierto, su cercana ubicación a viviendas y el período de altas temperaturas actuales ha llevado a la Junta de Castilla y León a la retirada de estos neumáticos por el riesgo de combustión que genera afectando tanto a la seguridad como a la contaminación atmosférica.

 

Por ello, el pasado 24 de junio la Consejería de Fomento y Medio Ambiente inició a la retirada de las 1.300 toneladas de neumáticos, una tarea que se prolongará al menos dos meses ya que tan sólo pueden salir seis camiones semanales llenos de neumáticos porque es la cantidad marcada por el centro de destino. En el lugar de recogida transforman las cubiertas en combustible para generar energía. La Junta realiza esta actuación con carácter subsidiario y tiene previsto repercutir el coste al propietario una vez finalizada la retirada.

 

Esta retirada se enmarca dentro de la política de la Junta de Castilla y León de sellar todos los vertederos de residuos existentes en la Comunidad, de manera que se da cumplimiento al Plan Integral de Residuos de la Comunidad, así como a la detección y erradicación de los minivertederos y escombreras.

Noticias relacionadas