Respeto a la diversidad a través del baile

El Valle de Mena acoge la XV edición del Festival Internacional de Folclore con la defensa del respeto a la cultura diferente por bandera. 

La diversidad, la cultura y el respeto se dan la mano a través del baile en el Valle de Mena gracias al Festival Internacional de Folclore, que este año cumple su XV edición. Una vez más, la localidad burgalesa abre las puertas de una infinidad de países del mundo, que quedan representados gracias a su música y sus danzas. 

 

Según apuntan desde la organización, el "carácter hospitalario de las gentes del Valle se traduce en el 'buque insignia' del municipio". Además, la situación internacional actual, con 65,3 millones de desplazados en el mundo, hace que esta cita con la cultura de diferentes países cobre más importancia que nunca.

 

Aunque el programa de actividades comenzó el pasado miércoles con la actuación del Conjunto Folclórico 'Ballet de las Américas', de Colombia, y el Grupo Folclórico Nacional 'Ak Maral', de Kirghizstan, no será hasta hoy viernes cuando comience oficialmente este Festival de Folclore con una ceremonia inaugural que estaba prevista para el jueves y que tuvo que verse trasladada a causa de las inclemencias meteorológicas. 

 

A pesar de que la lluvia hizo acto de presencia cuando menos debía hacerlo, el público de la localidad no se amedrentó y siguió impasible ante el escenario. Según indica Lorena Terreros, directora del festival, “contamos con una audiencia fiel y por ella apuramos las posibilidades hasta que la técnica hizo inviable el evento”. Por eso, prometen devolver a los ciudadanos todo el apoyo recibido dando la oportunidad a los artistas de mostrar lo que tenían preparado. 

 

La jornada inaugural contará con la colaboración de María Desbordes y Carlos Soto (ex de Celtas Cortos), quienes presentarán melodías, influenciadas por la música celta y latinoamericana. Además, Botswana mostrará sus trepidantes ritmos africanos y su sonoridad vocal, a cargo del grupo Nqwao Letswao, fundado en 2005 para divulgar la riqueza cultural de este país, cuya mitad del territorio son tierras salvajes.

 

El programa seguirá hasta mañana día 6 de agosto con una ceremonia de clausura a cargo del grupo catalán de folclore Esbart Dansaire y un fin de fiesta en el que participarán todos los grupos participantes. El Valle de Mena se convierte, por tanto, en la capital de la diversidad, promovida a través de la multiculturalidad de la danza y la música.