Rescatan a un matrimonio atrapado 30 horas en su coche por la nieve

Efectivos de la Guardia Civil de la Comandancia de Guadalajara han rescatado a un matrimonio de 57 años, residentes en Marchamalo, que había quedado inmovilizado en su vehículo por la nieve durante más de 30 horas, tras haberse salido de la vía en la Puerto de la Quesera.

El dispositivo de rescate se activó a las 17.30 horas del pasado lunes, día 25, tras recibirse una llamada en el teléfono de emergencias de la Guardia Civil, 062, en la que un ciudadano expresaba su preocupación ante la ausencia de sus padres, un matrimonio de 57 años, vecino de Marchamalo.

 

Según el comunicante, el matrimonio había partido el domingo por la mañana hacia la zona de Majaelrrayo para ver la nieve, desconociendo más datos ya que no especificaron el lugar exacto al que se dirigían. Esta zona está situada entre las provincias de Guadalajara y Segovia, según ha informado la Delegación del Gobierno en nota de prensa.

 

La Central Operativa de Servicios alertó inmediatamente a las patrullas de la zona y estableció un dispositivo de búsqueda y rescate en el que participaron patrullas de Seguridad Ciudadana de la Guardia Civil de provincia de Guadalajara y el Grupo de Rescate de Montaña de la Guardia Civil de Riaza de la Comandancia de Segovia, que inició la búsqueda a pie desde esta provincia en dirección al Puerto de la Quesera, lugar donde presumiblemente podrían encontrase estas personas.

 

Horas después, en torno a las 20.00 horas, una patrulla del Puesto de la Guardia Civil de Hita localizó a estas dos personas, que  habían quedado inmovilizadas por la nieve tras haber sufrido un accidente con su vehículo a unos 25 kilómetros de la localidad de Majaelrrayo, en el Puerto de la Quesera.

 

El punto concreto en el que fueron encontradas estas dos personas está situado a unos dos kilómetros de la cumbre del Puerto de la Quesera, que tiene una cota máxima de 1.700 metros de altitud y el acceso hasta él se vio dificultado por las adversas condiciones meteorológicas existentes por la nieve y al hecho de tratarse de una finca forestal.

 

FRÍO Y ANSIEDAD

 

Los dos miembros del matrimonio estaban ateridos por el frío y con un elevado estado de ansiedad y excitación cuando fueron encontrados por la Guardia Civil, ya que habían permanecido en este lugar durante más de 30 horas desde que quedaran inmovilizados y habían pasado la noche con una temperatura ambiente de 8 grados bajo cero, habiendo agotado el combustible de su vehículo.

 

Durante este espacio de tiempo no ingirieron alimento alguno y se hidrataron calentando nieve que les rodeaba, aunque después no precisaron asistencia médica. La Guardia Civil evacuó a estas personas en su vehículo oficial hasta la localidad de Humanes, donde las estaban esperando sus familiares.