Repsol: "El efecto lunes es real"

La multinacional ha afirmado que el lunes se corresponde con el día de la semana que baja el precio de los carburantes, debido a que es el momento de la semana "de más consumo y más carga en estaciones de servicio"

La de bajar los precios ese día "es una política que hemos ido manteniendo a lo largo del último invierno, desde el mes de octubre aproximadamente", indicó en declaraciones a RNE recogidas por Europa Press el director general de Operaciones de Repsol, Nemesio Fernández Cuesta.

 

Esta política de precios, señaló, convivirá en julio y agosto con la decisión de la petrolera, anunciada ayer, de abaratar los carburantes los viernes para convertir ese día en el más barato de la semana, al menos durante la temporada estival.

 

Esta rebaja de los viernes se debe a que "los presupuestos familiares están apretados" y Repsol desea "ayudar en la medida en que se pueda", dijo el directivo. "Facilitamos la vida a los consumidores en una temporada muy difícil en años de crisis", añadió.

 

"Los lunes seguiremos bajando los precios, pero los precios más baratos serán los viernes, mientras que los lunes serán los segundos días que más bajemos, manteniendo la misma política comercial", afirmó.

 

Sobre la posibilidad de que el 'efecto lunes' se mantenga en el tiempo, indicó que, "en principio", Repsol lo mantendrá, pero recordó que "las políticas comerciales de las compañías se van decidiendo en función de la evolución del mercado".

 

Por lo pronto, las rebajas tanto en lunes como en viernes son "compatibles" con el resto de ofertas de Repsol, entre ellas la dirigida a clientes de El Corte Inglés o las vinculadas a las tarjetas de determinadas entidades financieras.

 

La Comisión Nacional de la Energía (CNE) viene advirtiendo desde finales del año pasado de la aparición de un abaratamiento de los carburantes los lunes, que es el día en el que se informa de precios a la Comisión Europea.