Renovado por dos años el contrato de la ayuda a domicilio

El Ayuntamiento adjudica el contrato, para el que se buscaba empresa desde hace un año. Se pagará a 15,79 euros/hora y da servicio a 1.200 familias.

El Servicio de Ayuda a Domicilio ha sido adjudicado en la reunión celebrada esta mañana de la mesa de contratación a SARquavitae, por 15,79 euros la hora. El contrato llevaba en el aire desde agosto de 2015, cuando ya se sacó a licitación para, después, retirarlo por fallos y volver a licitarlo en diciembre de 2015; siete empresas pujaron por el contrato. El coste total de licitación supera los 3,5 millones de euros por dos años, prorrogable por otros dos.

 

Este servicio de atención domiciliaria proporciona la atención necesaria a personas o grupos familiares con dificultades en su autonomía, previene situaciones de deterioro personal y social,  facilita y favorece la adquisición de habilidades para una vida diaria más autónoma y posibilita la integración en el entorno habitual de convivencia. En la actualidad, el servicio no tiene lista de espera.

 

Señalar que de las 1.190 familias a las que se les prestó el año pasado, el 52,35% (623) eran personas dependientes. En total, estas familias recibieron más de 214.000 horas de esta prestación. Mujer y mayor de 80 años es el perfil del usuario de la ayuda a domicilio que también ofrece a sus beneficiarios, además de la atención doméstica, personal y de relación del entorno, otro tipo de servicios y prestaciones como podología, peluquería, terapia ocupacional y otro ayudas técnicas relacionas con la compra, alquiler o reparación de grúas eléctricas necesarias para atender a las personas dependientes.

 

El Ayuntamiento de Salamanca apuesta por los servicios domiciliarios –ayuda a domicilio, teleasistencia y comida a domicilio- que permiten a las personas con problemas de autonomía permanecer más tiempo en sus hogares mejorando su calidad de vida. El año pasado, estos tres servicios municipales atendieron a 3.000 familias no existiendo lista de espera en ninguno.