Renfe requerirá a los camareros de los trenes el uso fluido de las lenguas cooficiales, además del inglés

Un tren AVE.

Renfe va a poner como requisito a las empresas que concursen para hacerse con los servicios de restauración de los trenes que cubran líneas nacionales que su personal hable "con fluidez" catalán, gallego y euskera, además de castellano e inglés.

Así se lo ha garantizado el Gobierno al portavoz de CiU en la Comisión de Fomento del Congreso, Pere Macias, quien registró una pregunta para el Ejecutivo para pedirle cuentas después de que un ciudadano catalanoparlante que viajaba en un tren de alta velocidad entre Barcelona y Figueres (Girona), denunciara un incidente a cuenta de la lengua.

Según explicaba Macias, este pasajero "no pudo dirigirse en catalán, como es su derecho", al personal de Renfe que prestaba el servicio y, "encima, tuvo que soportar un comportamiento maleducado" por parte de su interlocutor. El diputado nacionalista pidió a Fomento que abriera una investigación al respecto y, en su caso, impusiera sanciones.

En su respuesta, a la que ha tenido acceso Europa Press, el Ministerio de Fomento asegura que, tras analizar los informes del supervisor, la tripulación y las reclamaciones del servicio ferroviario Barcelona-Figueres, Renfe "no ha encontrado ninguna referencia" al incidente por el que se interesó Macias.

Pero, en cualquier caso el Gobierno recalca que en la actualidad al personal de la empresa prestadora del servicio a bordo, "se le requiere que conozca al menos de forma fluida los idiomas castellano e inglés, así como las lenguas cooficiales de las comunidades autónomas por las que discurre el servicio ferroviario".

Y, además, avanza que en el nuevo contrato de servicios a bordo y de restauración, que tiene previsto "suscribir próximamente", se reclamará a la empresa adjudicataria que su personal "tenga un alto conocimiento y fluidez" del castellano, el inglés y las lenguas cooficiales, "para los servicios ferroviarios nacionales", así como del francés y el portugués, "para los servicios ferroviarios que tengan origen o destino Francia o Portugal".