Renault y sindicatos mayoritarios trasladarán el Acuerdo Social del Plan Industrial al nuevo Convenio Colectivo 2014-16

A este principio de entendimiento se han opuesto CGT y Trabajadores Unidos, que pretendían "blindarlo" por encima de la Reforma Laboral


VALLADOLID, 6 (EUROPA PRESS)

La dirección de Renault España y los sindicatos mayoritarios representados en el Comité Intercentros --UGT, Comisiones Obreras (CC.OO) y la Confederación de Cuadros-- han firmado este miércoles el acta del nuevo Convenio Colectivo para el periodo 2014-2016, que recogerá con rango de convenio los puntos contemplados en el Acuerdo Social alcanzado el pasado mes de noviembre y que ha permitido la aplicación en las factorías españolas del nuevo Plan Industrial de la marca del rombo.

Según han informado a Europa Press fuentes sindicales, tras lo rubricado este miércoles, la empresa deberá articular el nuevo convenio en un borrador que será remitido a los sindicatos para su firma definitiva, siempre que éste "respete lo acordado".

En la negociación del Plan Industrial, la compañía trató de que el Acuerdo Social fuera efectivo en 2013, cuando todavía está vigente el anterior Convenio Colectivo, una pretensión a la que se negaron todos los sindicatos y a la que la compañía finalmente renunció.

Sin embargo, para 2014 es necesario un nuevo convenio, por lo que en enero se retomaron las negociaciones que han derivado en el acuerdo de Renault y los sindicatos mayoritarios para trasladar los puntos del acuerdo de noviembre al éste.

Dicho acuerdo mantiene las dos pagas extraordinarias de marzo y septiembre, a cambio de lo cual se crea una nueva categoría laboral de entrada con un 72,5 por ciento del salario de un oficial de tercera, nivel seis, y con una duración de 18 meses. Asimismo, se eleva hasta 800 el número de contratos relevo que se convertirán en indefinidos.

En cuanto a los sábados laborables, se establecen cinco en los que se cobrará lo equivalente a la retribución primaria, más un día de bolsa de trabajo y dos horas de disfrute personal.

En materia salarial, se fija un aumento del 50 por ciento en función del IPC a tablas y otro 50 por ciento por objetivos, a la vez que se establece la voluntariedad de sumarse a los denominados turnos antiestrés.

UN DÍA MÁS AL AÑO CON CARÁCTER CONSOLIDABLE

Por lo que se refiere al aumento de jornada, se trabajará un día más al año con carácter consolidable, a la que se sumarán dos más por competitividad que deberán renegociarse una vez concluyera el Plan Industrial y el Convenio, a finales de 2016.

En materia social, se aumentará de dos a cuatro días la licencia por paternidad y se incrementará en un euro la aportación por trabajador a la mutua, con lo que pasará de 26 a 27 euros en 2014. En la ayuda escolar, se incrementará a 150 euros, y a 100 aquella destinada a discapacitados.

Tal como se recogía en el acuerdo de noviembre, también se incluye una ayuda para guardería de 50 euros por trabajador y mes y acciones para formalizar la situación de los denominados atípicos. Por lo que se refiere a las licencias, se duplicarán tanto la de acompañamiento a asistencia sanitaria para familiares, como la de nacimiento de hijos.

En el caso de los pluses, pagos extraordinarios para aquellos trabajadores que realizan turnos especiales, se unificará el Plus de Modificación a la Demanda, cuyo coste es de 70,24 euros para un oficial de tercera y de nivel seis, al de Aprovechamiento de Instalaciones, que sólo tiene un coste de 67,44 euros, con lo que los dos pasarían a tener el coste del menor.

Asimismo, se rebajará en un diez por ciento el del turno fijo de noche, y se establece que las nuevas contrataciones dentro del Plan se realizarán por el Departamento de Recursos Humanos de Renault, y no por empresas de trabajo temporal.

DESMARQUE DE CGT Y TRABAJADORES UNIDOS

De este acuerdo, al igual que ocurrió el pasado mes de noviembre, se han desmarcado tanto CGT como Trabajadores Unidos, que pretendían "blindar" el Convenio Colectivo frente a la reforma laboral, pues sus representantes temen que, merced a ella, la empresa "pretenda incumplir los acuerdos" y convertir el Convenio en "papel mojado".

Sin embargo, ni UGT, ni CC.OO, ni la Confederación de Cuadros han apoyado esta propuesta, ante lo cual las dos organizaciones minoritarias han decidido no firmar el acta.

Cabe recordar que la aplicación en España del Plan Industrial supondrá la creación de 1.300 nuevos empleos para fabricar entre 250.000 y 280.000 nuevos vehículos en Palencia, 1.400.000 nuevos motores en Valladolid y un número similar de cajas de cambio en Sevilla.