Renault y sindicatos acercan posturas sobre pluses y ampliación de jornada, pero se mantienen "alejados"

CGT critica la "falta de información" de la compañía y advierten de que la negociación "aleja al trabajador de sus ya escasos derechos"
CGT critica la "falta de información" de la compañía y advierten de que la negociación "aleja al trabajador de sus ya escasos derechos"

VALLADOLID, 25 (EUROPA PRESS)

La Dirección de Renault y los sindicatos UGT y Comisiones Obreras (CC.OO) en el Comité Intercentros han acercado posturas sobre pluses y ampliación de jornada para alcanzar un acuerdo sobre competitividad que permita aplicar en España el nuevo Plan Industrial de la compañía, si bien aún se mantienen "alejados".

En el caso de los pluses, pagos extraordinarios para aquellos trabajadores que realizan turnos especiales, los sindicatos han trasladado su disposición para unificar el Plus de Modificación a la Demanda, cuyo coste es de 70,24 euros para un oficial de tercera y de nivel seis, al de Aprovechamiento de Instalaciones, que sólo tiene un coste de 67,44 euros, con lo que los dos pasarían a tener el coste del menor.

A cambio, reclaman la retirada de la propuesta de Renault de reducir en un 50 por ciento el precio de los pluses de Turnicidad y Nocturnidad. Asimismo, han sugerido reducir los trabajos extraordinarios para abaratar los pluses por trabajar en festivos, los cuales "deben mantenerse en las condiciones actuales".

Por su parte, la multinacional francesa ha accedido a retirar su petición sobre Turnicidad, Nocturnidad y Festivos y ha aceptado la propuesta de unificar el de Modificación de la Demanda y Aprovechamiento de Instalaciones, aunque insiste en que "los diez primeros sábados del año deberán tener coste cero".

En cuanto a salarios, la marca del rombo mantiene su pretensión de congelar los sueldos durante 2014 y 2015, pero está dispuesta a aceptar un incremento en 2016 del 50 por ciento del IPC a través de una paga "no consolidable y ligada a objetivos", según han aclarado los sindicatos, los cuales se han comprometido a "analizarla", aunque UGT ha advertido de que está "muy alejada" de sus propósitos.

Por último, en materia de jornada laboral, ambas partes han acercado posturas, si bien no se ha alcanzado un acuerdo. Así, Renault ha aceptado rebajar sus pretensiones de tres días más en 2014, cuatro en 2015 y cinco en 2016, a tres días en cada uno de los tres años, con carácter consolidable, lo que supondría bajar de los doce iniciales a nueve.

Por su parte, UGT y CC.OO. han ampliado su oferta de aumentar la jornada un día al año, a dos, lo que supondría pasar de tres a seis días más en los tres años que tendría de vigencia el Plan Industrial.

En declaraciones recogidas por Europa Press, el representante de Comisiones Obreras, Joaquín Arias, ha lamentado el "poco avance" logrado y ha subrayado que "sigue la velocidad de crucero tan baja" que hará "difícil" lograr un acuerdo antes del 9 de noviembre, fecha máxima fijada por la empresa.

Por su parte, su homólogo en UGT, Leandro Martín, ha reconocido que los progresos no ha sido "tantos como hubiera sido deseable" ni ha habido "excesivo movimiento". Por ello, ha abogado por "abrir el abanico" de las conversaciones para "no bloquearse en puntos difíciles" e "ir desbrozando el resto".

"FALTA DE INFORMACIÓN"

Frente a esto, la Confederación General del Trabajo (CGT) ha criticado la "falta de información" de la compañía sobre aspectos que solicitó el sindicato, a la vez que ha advertido de que la negociación que Renault mantiene con UGT y CC.OO, que "es pura y dura de convenio colectivo aunque no se negocie un convenio", por lo que considera que aleja al trabajador de sus ya escasos derechos".