Reina de fieles por un día

Para todo el que se llame devoto de la Virgen del Carmen y resida o visite Ledesma con frecuencia el día de la patrona es un día especial. Así lo demostraron ayer los cientos de devotos que quisieron acudir fieles a una cita que desde hace años los congrega en torno a un simple acto, la procesión en honor a su Virgen, a la que rinden honores y convierten en reina por un día.
Lorena Lago

Tras rezar el misterio correspondiente del rosario todos los fieles, encabezados por los mayordomos, procesionaron por las principales calles del municipio con la imagen de la Virgen a cuestas con la que bajaron hasta la ermita pasando por zonas tan destacadas como el puente medieval. El recogimiento se hizo patente durante todo el recorrido en el que la emoción cobró un protagonismo inusitado cuando los mayordomos de este año hicieron entrega del bastón de mando a los del año próximo. Un momento especialmente bonito al que prosiguió la tradicional degustación de leche helada preparada por la Asociación de Amigos de Ledesma.