Rein Taaramae (Cofidis) se adjudica la victoria ante la calma tensa de los favoritos

Nibali y 'Purito' pierden mĂĄs de un minuto respecto a Wiggins

El corredor estonio Rein Taaramae (Cofidis) ha logrado la victoria en la decimocuarta etapa de la Vuelta Ciclista a EspaĂąa, que se ha disputado entre Astorga y La Farrapona, en la que se ha cubierto una distancia de 175,8 kilĂłmetros y que ha aprovechado Bradley Wiggins (Sky) para afianzar su liderato

Esta etapa, que se preveĂ­a iba a marcar mayores diferencias entre los favoritos, no ha servido de mucho, y ha sido mĂĄs una etapa de control entre los aspirantes a la victoria final que de ataques para sentenciar la carrera.

A falta de 35 kilĂłmetros atacaba Joaquim RodrĂ­guez (Katusha), con el fin de probar como iban de fuerzas los grandes favoritos, pero eran ataques sin peligro, puesto que era neutralizado a los pocos metros.

Por su parte, el espaĂąol Daniel FernĂĄndez Moreno (Katusha), a falta de menos de 40 kilĂłmetros para meta, se marchaba en busca de la victoria, acompaĂąado de cinco corredores mĂĄs, y se acercaba a la cabeza de carrera, liderada por Rein Taaramae del Cofidis y el espaĂąol David De La Fuente, del Geox, mientras que el pelotĂłn se hallaba a mĂĄs de dos minutos y medio.

Al comienzo de la ascensiĂłn al Ăşltimo puerto de la jornada, La Farrapona, con una pendiente media del seis por ciento, los dos escapados llevaban mĂĄs de dos minutos de diferencia respecto al pelotĂłn, que les serĂ­a suficiente para no verse inquietados por el ritmo de los corredores del Rabobank, que tiraban del grupo.

Durante esta Ăşltima subida, la gran mayorĂ­a de los favoritos no dio muestras de flaqueza, pero tampoco se decidiĂł a atacar, reservando de esta manera las fuerzas para la etapa de alta montaĂąa de maĂąana, en la que los ciclistas subirĂĄn el temido L'Angliru, de categorĂ­a especial.

A pocos kilĂłmetros del final cedĂ­an dos de los grandes favoritos, el italiano Vincenzo Nibali (Liquigas) y el 'Purito' RodrĂ­guez, que demostraban no tener las fuerzas suficientes para mantener el ritmo del grueso del pelotĂłn, mientras que por delante Taaramae se marchaba en solitario en pos del triunfo de etapa.

La etapa fue una jornada de transiciĂłn en la que triunfĂł el que mĂĄs los buscĂł, ya que la mayorĂ­a de los ciclistas tenĂ­an la mente puesta en la corta pero exigente prueba de maĂąana.

Finalmente, Nibali llegarĂ­a a ceder mĂĄs de un minuto en meta, y se situaba sĂŠptimo de la general a 1:25 minutos, mientras que JoaquĂ­n RodrĂ­guez se colocaba el decimoctavo a 4:17.