Regina Moreiro: "El Barrio Blanco es como otro cualquiera, con la particularidad de que está más abandonado"

Regina Moreiro (Foto: Patricia Hernández)

La presidenta de la Asociación de Vecinos de Canto Blanco habla sobre los problemas que padece el Barrio Blanco y sus reivindicaciones.

TRIBUNA se acerca a los barrios de la capital salmantina, a sus problemas y necesidades para conocer de primera mano todas sus reivindicaciones. Continuamos esta serie con el Barrio Blanco y su presidenta, Regina Moreiro.

 

¿Cuál es el principal problema existente en la zona?

 

Hay muchos, pero sobre todo las calles, que necesitan ser arregladas; la existencia de cucarachas; y la gran cantidad de insectos que hay en los árboles de la zona del Regato del Anís, que luego se meten en la casa de los vecinos.

 

¿Alguna reivindicación al Ayuntamiento?

 

Que hagan algo para solucionar los problemas anteriores.

 

¿Qué característica diferencia a este barrio del resto?

 

No lo sé. Yo diría que es un barrio como otro cualquiera de Salamanca, con la particularidad de que está más abandonado, porque parece que al Ayuntamiento no le interesa tenerlo arreglado.

  

Sois unos 4.000 habitantes en la zona, así que, ¿están suplidas sus necesidades con los centros sanitarios existentes?

 

La mitad del barrio va al centro de salud de Pizarrales, y la otra mitad, al de Capuchinos. Sin embargo, la sanidad, al igual que en toda España, deja mucho que desear últimamente, porque por ejemplo,  tardan mucho en atender a la gente.

 

Respecto a la educación, hace poco que hicieron una campaña para animar a los padres a matricular a sus hijos en el colegio Gran Capitán.

 

Sí, hicimos la campaña para que los niños del barrio no se vayan a matricular a otros sitios, más que nada para que el colegio no se cierre, que es el único que hay en el barrio.

 

Teniendo en cuenta que el Barrio Blanco es un barrio obrero, ¿cómo afecta la crisis a la zona?

 

Ha afectado bastante, ya que hay gente que ha pasado de vivir bien a no vivir tan bien, pero esto ocurre en todos los sitios, aunque en los barrios de este tipo parece que el impacto es mayor.

 

¿Estáis satisfechos con las líneas y paradas de autobuses?

 

Estamos bien como estamos, aunque quizá tendrían que pasar más a menudo.