Reducido un varón que amenazó a la Guardia Civil con un cuchillo tras agredir a un menor en Sanabria

La Guardia Civil de Zamora consiguió reducir a una persona que amenazaba con un cuchillo de monte en El Puente de Sanabria (Zamora) y que increpó a varios menores en la vía pública e incluso a agredir a uno de ellos.
ZAMORA, 19 (EUROPA PRESS)

La Guardia Civil de Zamora consiguió reducir a una persona que amenazaba con un cuchillo de monte en El Puente de Sanabria (Zamora) y que increpó a varios menores en la vía pública e incluso a agredir a uno de ellos.

Tal y como ha informado la Subdelegación del Gobierno en un comunicado, los hechos ocurrieron el pasado viernes, sobre las 19,40 horas, cuando un grupo de menores se acercó a una Patrulla de la Guardia Civil que prestaba servicio por la localidad de El Puente de Sanabria comunicándole que instantes antes, cuando se encontraban jugando en las inmediaciones de la oficina de turismo, un señor les había dicho que se fueran de allí y había dado patadas a varios de ellos.

La Patrulla recabó los datos del supuesto agresor que le pudieron facilitar los menores para lograr identificarle, iniciando su búsqueda. Tras localizar al hombre, que se encontraba sentado en un banco en la vía pública bebiendo una botella de vino, la pareja le requirió para que mostrara su identificación, a lo que se negó en actitud "muy agresiva".

Tras insultar a los agentes de la autoridad y arrojarles vino, sacó un cuchillo de monte que llevaba oculto en la espalda, con el que hizo frente a los agentes, a quienes amenazó de muerte antes de huir para introducirse en su domicilio.

Dadas las circunstancias, la Guardia Civil solicitó el apoyo de otras patrullas, y la presencia de la ambulancia medicalizada del 112.

Desde ese momento y en diversas ocasiones, salió del domicilio con el cuchillo de monte que ya había mostrado y también un machete de grandes dimensiones, de los que suelen usarse para cortar maleza, acometiendo a los agentes con violencia.

Estos trataron en todo momento de evitar el uso de sus armas reglamentarias, aunque, según el comunicado, se mantuvieron "atentos a la posibilidad de que llegara a agredir a cualquier persona" al tiempo que esquivaban sus acometidas a la espera del momento propicio para actuar.

Asimismo, se contó con la colaboración de la familia de esta persona, que trató por todos los medios de que depusiera su actitud y se dejara atender por los servicios sanitarios, sin llegar a convencerlo.

En un momento dado, el varón salió del domicilio con intención de huir, momento que fue aprovechado por los agentes allí existentes para reducirle sin ser alcanzados por las armas blancas que trató de usar contra ellos.

Tras lograr reducirle, el personal sanitario le administró un tranquilizante y fue trasladado al Servicio de Psiquiatría del Complejo Asistencial de Zamora donde quedó ingresado.

Debido al forcejeo, por la intensidad de la resistencia, varios Guardias Civiles así como la persona en cuestión, sufrieron contusiones diversas de las que fueron atendidos en el Centro de Salud de Puebla de Sanabria, aunque no se produjeron heridas de arma blanca.

La Guardia Civil se felicita en el comunicado por el resultado obtenido y por la actuación de los agentes, que asumiendo el riesgo para su integridad física, garantizaron la seguridad de todos los presentes y la del propio implicado, resolviendo la situación sin hacer uso de armas.

Las diligencias instruidas por el Puesto de la Guardia Civil de El Puente de Sanabria han sido entregadas en el Juzgado de Instrucción de Puebla de Sanabria.