Redero confirma que abandona la presidencia de la Remolachera

Asamblea ordinaria. El actual máximo mandatario de la cooperativa cumple su promesa de estar cuatro años en el cargo con la institución saneada y dejando atrás “dos ejercicios muy complicados”
CHEMA DÍEZ
La Remolachera Salmantina Sociedad Cooperativa elegirá nuevo presidente en el mes de marzo con la convocatoria de unas elecciones a las que ya no se presentará el actual máximo mandatario, Juan Manuel Redero, quien cumple su promesa de permanecer cuatro años en el cargo.

Así se lo comunicó en la jornada de ayer a los más de cien socios de la cooperativa que acudieron a la Asamblea Ordinaria que se celebra cada año y en la que se trataron otros temas relacionados con el sector remolachero.
“He cumplido un ciclo en la cooperativa, que está saneada en la actualidad, en una época difícil para este sector porque debido a la crisis hubo que hacer una serie de reajustes y con el futuro general del sector en el aire”, señala Redero.

No obstante, el balance de la gestión para el todavía presidente es “positivo, porque hemos actuado del modo correcto y el socio sabe que cualquier decisión que hayamos querido tomar primero se le ha consultado porque es él quien tiene la última palabra, aunque es cierto que los tiempos actuales no ofrecen muchas garantías”.

Por tanto, el próximo mes de marzo, con fecha aún por confirmar, los socios de la cooperativa salmantina elegirán a la mitad del Consejo Rector y a un nuevo presidente aunque aún se desconocen los posibles candidatos a la misma.

Otros asuntos ordinarios
Durante la Asamblea celebrada en la jornada de ayer también se aprobaron, casi por unanimidad, las cuentas del presente ejercicio, con un balance positivo de en torno a 6.000 euros, pese a que hubo que tomar medidas como el establecimiento de una cuota extra a los socios para mantener la actividad y todos los servicios que requiere una entidad de este tipo.

El encuentro se celebró con total cordialidad entre los socios presentes, que también se interesaron por otras cuestiones relativas al funcionamiento de la cooperativa, dudas aclaradas por el presidente de la cooperativa, Juan Manuel Redero en el momento.

Por otro lado, en lo que se refiere a la campaña del presente ejercicio del cultivo azucarero, el ritmo de entrega a la fábrica zamorana de Toro es normal, en torno a 6.500 y 7.000 toneladas diarias desde la apertura de la molturadora, que poco a poco se acerca al ecuador de la campaña que se prolongará durante más de cien días, siempre y cuando las lluvias ofrezcan esa posibilidad y no haya que cerrar la fábrica.

En esta campaña, además, los agricultores de la provincia de Salamanca recogieron un menor nivel productivo, en torno a las 85 toneladas por hectárea, por las más de 100 que se recolectaron en algunas de las parcelas el año pasado. Este hecho se debe a los problemas en la nascencia del cultivo como consecuencia de las excesivas precipitaciones de la época de la sementera, que frenaron el desarrollo y la calidad de este cultivo.