Recuerdo eterno de Salamanca para los guardias civiles víctimas del terrorismo

Instante de la ofrenda floral (Fotos: Sara Bayón)
Ver album

La Plaza Mayor de Salamanca ha servido de escenario para el desfile y actos de homenaje a los guardias civiles víctimas del terrorismo a quienes se dedicarán dos calles en la ciudad. 

 

Los asistentes han podido presenciar  la formación de la Guardia Civil, las alocuciones, el homenaje a los fallecidos y el desfile, en el que han participado escuadras de motoristas del Subsector de Tráfico y del Seprona, turismos y todoterrenos de Seguridad Ciudadana, un vehículo del Seprona con embarcación neumática, una escuadra de gastadores y dos secciones de fusiles de la Comandancia de Salamanca, acompañados por la banda de guerra del Regimiento de Especialidades de Ingenieros número 11 del Ejército de Tierra.

 

En los actos, el Ayuntamiento de Salamanca ha rendido homenaje a los guardias civiles salmantinos víctimas del terrorismo Antonio Tejero Verdugo, asesinado en un atentado del GRAPO el 12 de noviembre de 1977 en Villacastín (Segovia), y Antonio Fernández Álvarez, asesinado el 21 de agosto de 1988 en un atentado de ETA en Estella (Navarra), a quienes se dedicarán dos calles en la ciudad. Las placas con sus nombres han estado expuestas durante el acto. 

 

 

El acto,  presidido por las autoridades locales, ha contado con la presencia del general jefe de la XII Zona de la Guardia Civil, José Manuel Díez Cubelos, y el teniente coronel de la Guardia Civil en Salamanca, Francisco Javier Jambrina, entre otros.

 

Los actos de la Plaza Mayor se han sumdo a los celebrados en los últimos días en recuerdo de las víctimas del terrorismo y en homenaje a la entrega de la Guardia Civil, como la recepción realizada por el Ayuntamiento a veteranos y jubilados del cuerpo el pasado miércoles y a la exposición itinerante 'La Guardia Civil frente al terrorismo. Por la libertad de las víctimas', en el Centro Municipal Julián Sánchez 'El Charro'.