Recio: "No hay excusas. No se gana por llevar la camiseta de un campeón de Europa"

Jorge Recio, en la imagen junto a Paco Caste y Alfonso Mañueco, huye de excusas y pide al equipo que vayan "todos a una"

Jorge Recio, presidente de Perfumerías Avenida, está preocupado. Es lo lógico tras la derrota ante Praga y a tenor de la trayectoria del equipo. Asegura que no es momento de decisiones precipitadas aunque algo hay que hacer. No encuentra explicación a la situación de Powell a la que, asegura, en este momento, es inviable cortar. Su meta: Recuperarla y acabar bien el año. 

El momento que vive Perfumerías Avenida no es el más dulce. La derrota frente a USK Praga de Euroliga ha escocido en el vestuario y más si cabe en el palco, por su importancia en las aspiraciones europeas pero también porque viene a confirmar una trayectoria que no era la esperada cuando comenzó la temporada. El presidente del club, Jorge Recio, no oculta su disgusto.

 

 

¿Preocupación?

La verdad es que sí. No está siendo una temporada muy buena en muchos aspectos y más tras lo de ayer. Porque se puede perder porque Praga es un gran equipo pero decepciona la imagen que dio el equipo. No se puede jugar como se ha jugado ya muchas veces. Llevamos arrastrando esos males toda la temporada y el equipo no es consistente. Nos cuesta ganar a todo el mundo y los culpables somos todos: Yo que soy el presidente, el gerente, el entrenador y las jugadoras. Lo que no se puede ver es una falta de actitud porque lo que ha hecho grande a Avenida es esa unión entre todos. Haciendo la guerra cada uno por un lado no vamos a ningún lado.

 

 

¿Existe la posibilidad de cambios tanto en el banquillo como de alguna jugadora?

He hablado un momento con Carlos y es verdad que no vivimos el partido de manera alegre. La pregunta que nos hacemos es por qué y estamos hablando para intentar tranquilamente decidir pero algo habrá que intentar hacer. Nos sabemos qué ni cómo pero desde luego no estamos contentos con la marcha porque el equipo no transmite lo que creemos que por plantilla tienen. Ni somos tan malos ni tan buenos como para tener obligación de hacerlo todo, pero hay que trabajar desde la humildad y el trabajo y no pensar que se gana por llevar la camiseta de un campeón de Europa.

 

 

¿Cómo se lleva que la jugadora referencia como Powell salga pitada?

Está claro que era nuestra apuesta y es nuestra apuesta. Es la primera vez que una jugadora sale abucheada al acabar un partido y es preocupante. No sé si es la tensión porque es una jugadora de categoría contrastada y con una experiencia importante no sé qué le está pasando. Al final es la que tiene que marcar la diferencia y no lo hace pero la necesitamos más que nunca porque tenemos un final de año importante. Hay que ir a ganar a Canarias, tenemos que intentar ganar en Polkowice y luego hay que acabar bien el año en casa. Habrá que intentar motivar más que hacer cosas raras para que el equipo salga todas a una. Que acabe el año lo mejor posible y luego en vacaciones una reflexión importante porque no hemos perdido nada todavía. Creo que esto entre todos se puede enderezar y es el momento de estar unidos.

 

 

¿Hay opción de cortar a esta jugadora?

Ahora mismo es imposible porque tiene un contrato firmado. Lo que queremos es recuperarla, ese es nuestro objetivo.

 

¿Por qué, por qué, por qué? Eso os preguntabais en el palco durante el partido. ¿Encontráis aunque sea una sola causa para lo que sucede?

Ya lo dije hace un mes. No hay excusas en la Liga española en referencia a que se nos hayan lesionado tal o cual jugadora. Si le preguntas a cualquier equipo en España, a excepción de Rivas, qué jugadora ficharían seguro que casi todos elegirían a una. Así que no somos un equipo para quejarnos de las lesiones. Hay que mirar los errores en otros sitios, hacer una reflexión y buscar soluciones.

 

 

¿No está el equipo acostumbrado a gestionar situaciones complicadas? ¿Y el entorno?

La afición sigue animando, luchando y chillando y son los que prácticamente nos han ganado los partidos de casa porque el equipo no ha transmitido en ningún momento. Esta temporada me quedaría con el primer tiempo de Zamora que fue un gran partido y en todo momento pareció un equipo consistente. Después todos nos están costando. Es un cambio de mentalidad y de todos a una, no cada uno haciendo la guerra por su cuenta.