Rechazo unánime al proyecto de Fernández Mañueco en el futuro parque empresarial de Las Malotas

Plano de la zona conocida como sector 'Las Malotas'

PSOE, sindicatos, patronal y empresarios coinciden en rechazar el proyecto del alcalde de invertir 3,5 millones de euros en promover suelo industrial cuando los polígonos existentes viven sus horas más bajas de ocupación. Además, muestran sus sospechas sobre intereses ocultos en esta actuación.

El proyecto aprobado el pasado jueves con el voto en solitario del PP en el Ayuntamiento de Salamanca, para promover un nuevo polígono junto a la plataforma logística de Zaldesa y el puerto seco, bajo el nombre de ‘Parque Empresarial Las Malotas’ se ha encontrado con el rechazo frontal de todos los sectores públicos salmantinos.

 

El PSOE, que votó en contra del proyecto en la comisión municipal, aduciendo que "no está en absoluto justificado", teme que la inversión de 3,5 millones de euros en el desarrollo total de este planteamiento "depare serios problemas económicos para el Ayuntamiento, que en estos momentos no debe embarcarse en proyectos de esta envergadura, cuando los propietarios de esos terrenos no lo han hecho durante todos estos años, y eso es porque no le ven posibilidades", explicó Enrique Cabero, portavoz socialista en el Consistorio.

 

Del mismo modo, Cabero denuncia no haber recibido "ninguna explicación o respuesta" a todas las objeciones que por parte de su grupo se han presentado al respecto, con un "detalladísimo informe que hemos presentado en la comisión y al que no han respondido".

 

Por su parte, Cámara de Comercio y Confaes emitían ayer un duro comunicado calificando de "despropósito" la actuación municipal y alertando que ya hace meses hicieron saber al Ayuntamiento "que la utilización de fondos municipales, que en definitiva son de los ciudadanos, para impulsar este proyecto", suponen un dislate dadas las actuales circunstancias de la economía.

 

Por ello, patronal y confederación de empresarios, entienden que, salvo que haya intereses no conocidos, esta inversión supondrá detraer de los presupuestos unos fondos que podrían servir para solventar carencias y problemas estructurales de nuestra ciudad, y "para favorecer verdaderamente el empleo y el desarrollo de Salamanca en lugar de dotarla de nuevas zonas industriales".

 

UGT Y CC.OO SOSPECHAN QUE EXISTEN INTERESES OCULTOS

 

Desde los sindicatos UGT y CC.OO, la reacción también ha sido unánime. Emilio Pérez, secretario provincial de CCOO, asegura al respecto: “Lo que hace falta en Salamanca es actividad empresarial y ahí es donde hay que invertir, porque terreno dedicado a la pequeña y mediana empresa hay de sobra aquí y encima vacío”, subraya.

 

El máximo responsable de CCOO en la provincia va más allá: “Es una maniobra que responde a intereses particulares claramente. Me parece sospechosamente preocupante que una organización como Confaes se muestre en contra. Está claro que el alcalde de esta ciudad debe muchos favores a un medio de comunicación que le mantiene en el poder. Lo triste que es los ciudadanos de Salamanca van a pagar con sus impuestos que este señor tenga a su favor a un medio de comunicación”.

 

Por su parte, Agustín Rodríguez –secretario provincial de UGT- lamenta que “nuestros polígonos industriales estén infrautilizados, con naves cerradas y no se trate de reactivar su economía, que es lo que había que hacer”.

 

“Con este movimiento se va a dilapidar la economía de la ciudad acondicionando un terreno que no es necesario. Nosotros como Unión General de Trabajadores no podemos decir otra cosa más que es algo que genera sospechas… no podemos pagar inversiones de este calibre que estamos seguros de que solo benefician a un tercero”.

 

POLÍGONOS CON BAJOS ÍNDICES DE OCUPACIÓN

 

Ya hace meses que las asociaciones de empresarios de los polígonos salmantinos dieron la voz de alarma el conocer la gestación de este proyecto, que Alfonso Fernández Mañueco llevaba en su programa electoral en las pasadas elecciones municipales, y que contempla otras tres actuaciones de idénticas características al de Las Malotas en los polígonos de Las Lanchas y Peña Alta, en la misma zona, y en el de Rubieras, próximo al polígono de Los Villares.

 

Todos ellos pondrán en el mercado un total de 1,3 millones de metros cuadrados de suelo industrial en próximos años. En ese momento, desde la asociación de empresarios de El Montalvo, su presidente alertaba de que existían al menos un 20% de parcelas desocupadas en la primera fase, al menos un 40% de la segunda, y más del 50% en El Montalvo III. Cifras estas que nueve meses después se han ido agravando con el cierre de muchas empresas arrastradas por la crisis económica. Con ese escenario, se preguntaba si carecía de sentido impulsar nuevos polígonos, y no favorecer la ocupación de los existentes, que por lógica supondría un ahorro importante para las arcas municipales.

 

Se da la circunstancia, además, de que el equipo de Gobierno municipal ha ‘vendido’ este proyecto como un impulso a la llamada a empresas de índole tecnológica e innovación, lo cual contrasta también con que la única estructura de este tipo en Salamanca, el Parque Científico de la Universidad de Salamanca, siga contando aún con suelo para ofrecer a este tipo de empresas.

 

De la misma manera, existe a pocos metros de distancia del polígono de Las Malotas, una infraestructura de muy reciente creación, el polígono de Doñinos, que se encuentra en mínimos de ocupación.

Noticias relacionadas