Rechazo total de los alcaldes de la provincia a la propuesta de supresión de ayuntamientos de menos de 20.000 habitantes

Para evitar su desaparición, los municipios deben estar saneados y cumplir unos requisitos de calidad en la prestación de los servicios mínimos, porque de lo contrario “se procederá a su disolución”.

El anuncio del Gobierno de nuevas medidas de ahorro que suponen una ordenación de las entidades locales de España está dando mucho que hablar entre los alcaldes y concejales de la provincia de Salamanca. Cuando aún se desconoce qué es lo que va a ocurrir con la propuesta de modelo territorial de la Junta, el Gobierno ha lanzado un borrador en el que queda en el aire el futuro de los ayuntamientos menores de 20.000 habitantes.

 

En el caso de una provincia como Salamanca, todos los municipios que la componen salvo la capital, tienen menos de 20.000 habitantes. Por ello, la incertidumbre se cierne sobre todas las localidades, con un rechazo frontal por parte de alcaldes y concejales de la provincia.

 

Así, el alcalde de Carbajosa de la Sagrada, Pedro Samuel Martín, ha destacado que esta propuesta le parece una “barbaridad y una incoherencia porque las cosas no son tan fáciles. Hay muchas cuestiones que debe gestionar el ayuntamiento de una localidad y que nadie más puede hacer. Estas entidades locales son imprescindibles”.

 

Además, Martín lo ve como “inviable porque las cosas no se pueden deshacer así como así y creo que no tiene mucho sentido”, dijo a este respecto, al tiempo que defendió la labor de los concejales que no tienen “una dedicación completa y que realizan una labor muy importantes perdiendo incluso tiempo para sus negocios”. Carbajosa cuenta con más de 6.000 habitantes y es el que más ha crecido en los últimos años.

 

Por su parte, el alcalde de una localidad mucho menor (Barruecopardo), Jesús María Ortiz, defiende también la necesidad de los ayuntamientos aunque los pueblos sean pequeños “porque se realiza una gestión muy buena y creo que esta medida ni se puede ni se llevará a cabo”, apuntó. Además, señaló que aunque desconoce los términos de esta propuesta “es inviable eliminar los ayuntamientos porque cumplen una función muy importantes”, pero sí vería bien evitar duplicidades.

 

Otro alcalde que se muestra contrario a esta decisión y no cree que se lleve a cabio en ningún municipio es Javier Cascante, regidor de Santa Marta, localidad que tiene más de 14.000 habitantes y cuenta con recursos propios.

 

Por ello, Cascante señaló que  no cree que esta medida se ejecute y habrá que “ver en qué condiciones se ha propuesto porque los ayuntamientos y las localidades generan una identidad de sus vecinos, por lo que no será así”.

 

Además, el alcalde de Santa Marta destacó que en todo caso puede haber una fusión de ayuntamientos, “quizá los más pequeños o la creación de otras instituciones pero está claro que esta propuesta como tal es inviable”, dijo.

 

No hay que olvidar que esta propuesta del ejecutivo entraría en vigor, en caso de aprobarse, a partir de 2014, pero con una serie de condiciones que se basan en que los municipios deben estar saneados y cumplir unos requisitos de calidad en la prestación de los servicios mínimos, porque de lo contrario “se procederá a su disolución”, tal y como destaca el borrador, que propone también la eliminación de entre 10.000 y 15.000 concejales.

 

Salamanca cuenta con 362 municipios y solo la capital supera los 20.000 habitantes.

Noticias relacionadas