Realizan las primeras observaciones de átomos con un núcleo con forma de pera

Núcleo de átomo en forma de pera
Un equipo internacional de la instalación radiactiva de haz ISOLDE, en el CERN, ha demostrado que algunos núcleos atómicos pueden asumir formas y, por primera vez, han realizado la observación de un núcleo de átomo con forma de pera. Este hallazgo, publicado en la revista 'Nature', contradice algunas teorías nucleares existentes.
MADRID, 9 (EUROPA PRESS)



En 1982 un equipo de investigadores determinó que para algunas combinaciones particulares de protones y neutrones, los núcleos también puede asumir formas asimétricas. Se trata de que hay más masa en un extremo del núcleo que en otro.

Hasta ahora, había sido difícil de comprobar esta teoría, pero el CERN y la técnica pionera en ISOLDA lo han conseguido. Concretamente, han estudiado la forma de los isótopos de corta vida Radón 220 y Radio 224.

El físico Peter Butler, de la Universidad de Liverpool ha explicado que, "se ha podido demostrar que, si bien Radio 224 tiene forma de pera, Radón 220 no asume la forma de una pera fija, sino que vibra". "Los detalles de estos resultados están en contradicción con algunas teorías nucleares y ayudará a que otras se concreten", ha añadido.

La observación experimental de formas de la pera nucleares no sólo es importante para la comprensión de la teoría de la estructura nuclear, sino también porque puede ayudar a búsquedas experimentales en los Momentos de Dipolo Eléctrico (EDM) en los átomos. El EDM se refiere a la separación de cargas positivas y negativas dentro de la átomo.

El modelo estándar predice que el valor de la EDM para el átomo es tan pequeño que se encuentra muy por debajo del límite de observación actual. Sin embargo, muchas teorías que tratan de perfeccionar este modelo predicen EDMs que deben ser medibles, lo que podría indicar una nueva física más allá del Modelo Estándar.

Para probar estas teorías, los experimentos que buscan el EDM tendrán que ser mejorados, y una de las mejoras potenciales es el uso de átomos de cuyo núcleo tiene formas exóticas, como la de pera.

"Nuestras mediciones ayudarán directamente las búsquedas de EDM que se están llevando a cabo en América y en Europa, donde se están desarrollando nuevas técnicas para aprovechar las propiedades especiales de Radón y los isótopos de Radio", ha apuntado Butler.

Según ha señalado, "la expectativa es que los datos de los experimentos de física nuclear se puedan combinar con los resultados de los experimentos atómicos de captura de medición EDM para hacer las pruebas más exigentes del Modelo Estándar".