Realia multiplica casi por nueve el beneficio gracias a las quitas tras la refinanciación

Realia
Realia obtuvo un beneficio neto atribuible a la sociedad dominante de 130 millones de euros en el primer semestre del año, lo que supone un incremento de casi nueve veces con respecto a los 14,9 millones ganados en el mismo periodo del ejercicio anterior.

MADRID, 27 (EUROPA PRESS)



Este fuerte aumento de las ganancias se produce a pesar de que el beneficio bruto de explotación (Ebitda) subió en menor proporción, un 3%, hasta 19,7 millones, y de que los ingresos de explotación bajaron un 1%, hasta 49,6 millones.

La empresa explica en una nota remitida a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) que el resultado neto refleja un impacto positivo de 113 millones provocado por las quitas asociadas al proceso de refinanciación.

En concreto, 72 millones proceden de la refinanciación de la deuda residencial, a los que se suman otros 41 millones correspondientes al préstamo participativo adquirido por Inversora Carso a Sareb.

Sin estas partidas, a las que se suma también un impacto positivo de 9,3 millones por la variación de valor de las inversiones inmobiliarias, el beneficio neto atribuible habría sido de 11,1 millones, frente a 6 millones en el mismo periodo de 2015.

El patrimonio de Realia se mantiene en torno a los 404.807 metros cuadrados, al tiempo que el porcentaje de ocupación de sus activos se sitúa en el 91,8%, por encima del 90,6% del primer semestre de 2015.

El ligero descenso en los ingresos semestrales se debe a la disminución en un 6% de la aportación del negocio patrimonial, que se redujo en 2,6 millones, a causa del vacío del edificio Los Cubos.

DEUDA.

La empresa contabilizó además al cierre del semestre una deuda financiera neta por valor de 890 millones de euros, un 18% inferior a la registrada al cierre del primer semestre de 2015.

Realia redujo su deuda financiera bancaria bruta en 762 millones de euros, hasta 927 millones, a 30 de junio de 2016, un 45% menos que en el mismo periodo del ejercicio precedente.

El resultado financiero neto se sitúa en 109,1 millones positivos tras aplicar las quitas por 113 millones, explica la empresa en la información remitida al supervisor del mercado.