Real Madrid y Barcelona parten como favoritos a un trono europeo que se decide en Madrid

El Real Madrid y el FC Barcelona parten como dos de los principales favoritos para hacerse con la Euroliga, un título que se les resiste a los equipos españoles desde hace cinco ediciones.

El torneo continental dará este miércoles el pistoletazo de salida en una carrera para llegar a la 'Final Four', que este año acoge, como ya sucediera en 2008, Madrid, en el Barclaycard Center, del 15 al 17 de mayo. Precisamente, el inicio también será en suelo español, en el Fernando Buesa Arena de Vitoria, donde el Neptunas Klaipeda lituano visitará al Laboral Kutxa Baskonia, uno de los cinco representantes de la Liga Endesa junto a madridistas, azulgranas, el Valencia Basket y el Unicaja.

Después de dos decepciones consecutivas en dos finales, ante Olympiacos y Maccabi, y haber logrado todos los títulos nacionales en la etapa de Pablo Laso en el banquillo, el Real Madrid tratará de alzarse finalmente con un título que se le resiste a los blancos desde 1995 a pesar de haber demostrado su condición de uno de los grandes colosos de Europa en los últimos años.

La Euroliga es el gran objetivo para un equipo que cuenta con la exigencia de estar presente para ejercer de anfitrión en una 'Final Four' ante la que se han convertido en un equipo más serio dejando algo de lado el espectáculo con los fichajes como los de Ayón, Nocioni o KC Rivers, que se suman a los Rudy, Sergio Rodríguez, Llull o Reyes para traer el trofeo más deseado por su público sin Nikola Mirotic, ausente en un nuevo asalto del equipo más laureado de la competición, con ocho coronas.

Regresar al trono de Europa en casa del enemigo es un gran aliciente también para un FC Barcelona que quiere regresar al primer plano tras varias temporadas eclipsado por los blancos a pesar de haberse alzado con la pasada Liga Endesa y estar presente en cinco de las últimas seis 'Final Four', con un título en 2010.

Además, no habría mejor venganza para los azulgrana que derrotar al eterno rival y verdugo en las dos últimas semifinales de la competición, por lo que el equipo que dirige Xavi Pascual se ha reforzado con la flor y nata de la competición doméstica con unos Doellman, Pleiss y Satoransky que acompañarán a los Navarro, Tomic, Huertas o Abrines y también a un DeShaun Thomas que sustituye a Papanikolau en la misión de regresar al trono europeo.

En el caso del Real Madrid, el Anadolu Efes será su rival más fuerte en un Grupo A que completan Dinamo Sassari, Nizhny Novgorod, Unics Kazan y Zalgiris Kaunas. El equipo turco, un 'clásico' de la competición cuenta con un entrenador ilustre como Dusan Ivkovic al mando de jugadores como el serbio Nenad Krstic o el hasta el año pasado madridista Dontaye Draper.

Por su parte el Barcelona tendrá las cosas difíciles desde el principio con un grupo muy fuerte en el que el PGE Turow Zgorzelec polaco es la cenicienta, y el Bayern Munich de Svestislav Pesic y el EA7 Emporio Armani Milan de Linas Kleiza ya mostraron su competitividad.

Sin embargo, el equipo de Xavi Pascual tendrá que volver a lidiar con dos de los aspirantes a la 'F4' como son el Fenerbahce turco, cuya fórmula consiste una vez más en rodear al carismático Zeljko Obradovic, de una constelación de estrellas; y el Panathinaikos del que fuera técnico azulgrana Dusko Ivanovic y de una leyenda como Diamantidis, quebradero de cabeza del Barcelona en varias ocasiones.

UNICAJA, VALENCIA Y BASKONIA QUIEREN EL 'TOP 16'

Colocarse entre los 16 mejores de Europa es el objetivo del resto de españoles, para los que llegar a los 'play-offs' sería todo un éxito debido a que tanto Unicaja como Laboral Kutxa Baskonia han estado asentados en ese lugar los últimos años y Valencia Basket regresa como campeón de la Eurocup tras no participar en las tres pasadas ediciones.

El conjunto malagueño intentará continuar con su mejoría, que le tuvo a un paso de meterse entre los ocho mejores la temporada pasada, en lo que será el año de confirmación de Joan Plaza al frente de un proyecto al que se suma calidad y que intentará no echar de menos la salida de Zoran Dragic rumbo a la NBA producida a última hora.

El equipo andaluz estará en el Grupo B, donde debe estar por delante de rivales como el ALBA Berlín, Cedevita Zagreb, y Limoges, y donde tratará de competir con dos colosos como el adinerado CSKA Moscú de Teodosic, De Colo y Weems, campeón en el Palacio hace seis años y con Itoudis relevando a Messina en el banquillo, y el vigente campeón, un Maccabi Electra que ha perdido al 'MVP' de la Final, Tyrese Rice, y a su entrenador David Blatt, ahora en Cleveland Cavaliers junto a LeBron James, pero que recupera a Jeremy Pargo.

Por su parte, el Laboral Kutxa buscará mejorar su papel en la competición con Heurtel y San Emeterio como líderes del equipo de Marco Crespi, mientras que el Valencia Basket, sin Licencia 'A', buscará repetir los cuartos de final logrados en su última participación en 2010 con el bloque con el que ya rozó la final de la Liga Endesa y con el que se proclamó campeón de la Eurocup, reforzado con jugadores de nivel como Loncar o Harangody.

Tanto baskonistas como taronjas están encuadrados en el Grupo D donde deberían lograr el billete sin excesivas complicaciones para el 'Top 16' y donde el mayor peligro viene de la mano del competitivo Olympiacos de Vassilis Spanoulis, campeón en 2012 y 2013. El Neptunas Klaipeda, el Estrella Roja y el emergente Galatasaray de Carlos Arroyo serán los otros compañeros de viaje.

Los cinco participantes españoles de la Euroliga